MENU

A Land Imagined: Entre el sueño y la realidad

04/09/2020

“Por decisión unánime, estamos muy orgullosos de presentar este premio a este film de Singapur que combina una visión clara y original, un potente guion, y unos logros técnicos, apuntando todo ello a un problema que está adquiriendo cada vez más importancia, no solo en Singapur, sino en el resto del mundo”.

Esta es la frase con la que el jurado de la edición de 2018 del Festival de Cine de Singapur defendió y concedió el premio a la mejor película asiática del año a A Land Imagined… Un premio que no iba solo, ya que a lo largo de ese año, la tercera película del director Yeo Siew Hua, cosechó unos cuantos galardones, entre ellos tres en el prestigioso Festival de Locarno (mejor película, premio del jurado joven y mención especial), así como el premio a la mejor fotografía en nuestra Seminci de Valladolid.

La película no da tregua, hipnotiza y descoloca a partes iguales a un espectador que, si no presta atención, se perderá en el juego de espejos, luces de neón y personajes que parecen que pululen como fantasmas entre la realidad y el sueño, en una especie de vigilia permanente en la que, si eres de los míos y entras de lleno en la película, saldrás más que satisfecho… Porque, si es verdad que en algunos momentos A Land Imagined puede ponernos en ciertos aprietos para situar en el tiempo los hechos que definen el relato central, no por ello vamos a dejar de asistir a un espectáculo cautivador tanto en la forma como en su fondo.


A Land Imagined despliega todo una imaginería visual digna de elogio.


En la forma porque Yeo Siew Hua juega con los géneros y nos plantea de entrada un noir en el que un policía deberá seguir los pasos de los últimos días de un trabajador chino en Singapur antes de su desaparición… Pero que no os confunda, porque el “formato thriller” es solo un señuelo para adentrarnos en el drama, en la vida y el día a día de este inmigrante ilegal, que se convierte a la vez, en un misterio a resolver, y en el adalid de una realidad universal… Pero sigamos con la forma, porque con ecos (aunque lejanos, pero ahí están algunos referentes) de Wong Kar-Wai, Nicholas Winding Refn, David Lynch o Michael Mann, A Land Imagined despliega todo una imaginería visual digna de elogio: la nocturnidad de unos protagonistas que no logran conciliar el sueño y que deambulan entre las luminosidades chirriantes de los carteles publicitarios y de los locales nocturnos, los sonidos, voces y reflejos de las pantallas del cibercafé donde transcurre parte de la acción, y los espacios “ficticios” de la costa de Singapur (irreales porque como bien dice nuestro protagonista: “…te llevaré a las zonas ganadas al mar; podrás ver mundo” (refiriéndose a la construcción de playas y costa con arenas procedentes e Malasia, Indonesia, Vietnam o Camboya).

Porque, y ahora ya entramos de lleno en el fondo del film, A Land Imagined habla, entre otras cosas, de la Singapur que no existe, la que se esconde a los turistas, una país de ficción creado a base de retazos de otros países y de kilómetros robados a la propia naturaleza; la Singapur de las múltiples nacionalidades (ilegales o no) que pueblan sus calles menos transitadas (como sus idiomas oficiales: el chino, el tamil de India, el inglés, el malayo…), a pesar de la apariencia de ser una de las economías más potentes del Sudeste Asiático (es la 39 potencia económica mundial).

Sin embargo, sí existe, la Singapur poderosa, reluciente, rica, pero… ¿a base de qué? Del engaño, del robo, de la opresión, de la extorsión que ejercen las potentes empresas hacia la mano de obra barata que consiguen de terceros países de su alrededor. El film es una denuncia también sobre la situación de la inmigración en el país y el trato que muchas veces reciben los trabajadores que buscando un futuro mejor acaban en manos de funcionarios y jefecillos sin escrúpulos… lo que, de alguna manera, hace a la película más universal que nunca.

Si el director Yeo Siew Hua sigue por estos derroteros, le auguramos un futuro prometedor; un futuro que nosotros, desde ya, estaremos ansiosos por conocer.

Por Gloria Fernández

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA