MENU

Asia en el Festival de cine de Cannes 2014

26/05/2014

La 68a. edición del festival más importante del mundo ha confirmado su tendencia de los últimos años, con una menor presencia del cine asiático y latinoamericano. En la Sección Oficial a concurso sólo se pudo ver una película venida de Asia: la nueva obra de Naomi Kawase, Still the Water, una coproducción entre Japón, Francia, Irlanda y España (Luis Miñarro).

stillStill the Water es una hermosa película que mantiene muchos de los temas y de las constantes de Kawase, como la importancia de vivir en armonía con la naturaleza o la omnipresente presencia de la muerte a lo largo de nuestras vidas pero que, sin embargo, es mucho más accesible para el gran público, menos hermética y mucho más luminosa que sus anteriores trabajos. Cuenta la relación entre dos adolescentes que viven en la isla de Hamami. Él descubre el cuerpo de un muerto en la playa. La madre de ella está gravemente enferma, preparándose para la muerte… Los dos adolescentes tendrán que hacer frente al nacimiento del amor y al paso a la edad adulta. La película se beneficia de la excelente interpretación de todos los actores, especialmente de la joven Jun Yoshinaga, que aporta a su personaje una frescura y una belleza difícil de describir.

Fuera de concurso pudieron verse The Target de Chang (Corea del Sur) y Coming Home de Zhang Yimou (China). El primero es un remake de À bout portant/Cuenta atrás, de Fred Cavayé. Cuenta la historia de un viejo mercenario que, por una serie de casualidades, se convierte en el principal sospechoso del asesinato del presidente de una importante compañía y que acaba herido en un hospital. Un joven médico se verá obligado a sacarle de allí ya que un grupo de criminales han secuestrado a su mujer embarazada y le chantajean. coming-homePelícula de acción, como hemos visto muchas ya que nos han llegado de Corea, es una montaña rusa que, en palabras de su director, hay que ver “como un clip para disfrutarla totalmente”. La película de Zhang Yimou es un melodrama bellamente manufacturado, una triste y potente historia de amor con una Gong Li inmensa en la madurez y plenitud de su carrera. Cuenta la historia del amor entre un preso político liberado al terminar la Revolución Cultural, que vuelve a casa para encontrarse con su mujer que le ha esperado durante todos los años de su cautiverio. Ahora ella está amnésica y sigue esperando cada día a su marido, sin poder darse cuenta de que éste ya está en casa.

En ‘Un Certain Regard’ se programaron A Girl at my Door, de July Jung (Corea del Sur) y Fantasia, de Wang Chao (China). Uno de los coproductores de A Girl at my Door es el excelente director Lee Changdong y el director, July Jung, que firma aquí su primer largometraje, era ya conocido por el recorrido internacional de sus tres anteriores cortometrajes. Esta hermosa y dura película cuenta la historia de una joven policía, transferida a la comisaría de un pequeño pueblo, donde se A_Girl_at_My_Door_posterencontrará con una extraña joven que sufre la violencia de otros miembros de su familia. Poco a poco, intentará ayudarla y la acogerá bajo su protección. La película tiene dos grandes actrices y una puesta en escena de gran calidad, sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de una primera película. Fantasia cuenta la historia de una familia cuyo padre es hospitalizado cada vez con mayor frecuencia y cuyos gastos van en aumento. La madre y la hija buscan diferentes trabajos, mientras Lin, el hijo, huye a un mundo de fantasía. Está dirigida por el poeta y cineasta Wan Chao, autor de películas como Day and Night o Luxury Car.

En ‘La Quinzaine des Realisateurs’ programaron dos excelentes películas: la obra maestra del japonés Isao Takahata, The Tale of Princess Kaguya y A Hard Day, del coreano Kim Seong-hun. La primera es la penúltima producción del Studio Ghibli y, basada en una de las grandes obras clásicas de la literatura japonesa, cuenta la historia de una diminuta princesa que será criada por una pareja de ancianos campesinos, que la encuentran durmiendo en un extraño y luminoso tallo de bambú. La película tiene un aspecto visual muy diferente a otras producciones de este estudio japonés y remite a la pinturthe_tale_of_the_princess_kaguya_51000058_ps_1_s-low-430x615_zps265d983da en acuarela y a la pintura tradicional japonesa. Es una joya, una auténtica delicia. A Hard Day es una película coreana que no da un momento de respiro, que mantiene al espectador pegado a la butaca, disfrutando de una montaña rusa llena de sorpresas. Es la historia de un policía que, cuando vuelve de enterrar a su madre que acaba de morir, mata a un hombre en un accidente de tráfico. Para evitarse problemas, decide ocultar el nuevo cadáver en el ataúd de su madre. Pero nada va a ocurrir como él esperaba…

Un reportaje de José Luis Rebordinos (Director del Festival de cine de San Sebastián)

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA