MENU

Asia en España 2015: Siempre habrá un mañana…

31/12/2015

Hace un año finalizábamos el artículo “Balance Asia en España 2014” refiriéndonos a las consecuencias de la decisión del gobierno de finiquitar las cadenas de televisión La Sexta 3 y Nitro. Una medida que se unía al mantenimiento del IVA Cultural, la ausencia de una Ley de Mecenazgo, y/o el apoyo a un mundo como el de la cultura que tan escaso interés despierta entre la clase política ¿Qué ha pasado a lo largo del 2015? ¿Se ha definido un nuevo modelo de distribución en nuestro país?

Así de entrada, nada ha cambiado. Ni tan siquiera tenemos un nuevo gobierno y eso que tanto en Catalunya como en España hemos vivido dos procesos electorales. El cine asiático, junto con sus parientes no tan lejanos, el cine turco, escandinavo, portugués, o africano…, a los que nos referimos de forma coloquial como “cines invisibles”, siguen manteniendo una presencia similar en la cartelera. Al final del año 2015 se han estrenado en salas 13+1 títulos asiáticos, que han arrastrado al cine a menos de doscientas mil personas. O lo que es lo mismo, pero dicho con otras palabras: que el número de espectadores que fueron al cine en su primer día de exhibición a ver Palmeras en la nieve han sido los mismos que han acudido a una sala de cine a disfrutar de todos los estrenos asiáticos del año.

El-ultimo-loboReferirnos a 13+1 estrenos asiáticos no es una expresión baladí, ni es por hacer una gracia. De los catorce estrenos asiáticos que según el Ministerio de Cultura se han estrenado en nuestro país, uno de ellos, el que más personas ha llevado a una sala de cine, es una producción francesa disfrazada de película china. El último lobo, del director francés Jean-Jaques Annaud (Siete años en el Tíbet), film basado en la novela semi-autobiográfica escrita por Lu Jiamin, consiguió ponerse en primera posición en su estreno en China el primer día del Año Nuevo Lunar. Tras dos semanas en cartelera atrajo a 2.350.000 espectadores, recaudando un total de 102 millones de dólares. Una epopeya protagonizada por Feng Shaofeng (The Golden Era), Shawn Dou (Amor bajo el espino blanco), Ankhnyam Ragchaa y Batdorj-in Baasanjab (El acantilado rojo), que posteriormente entraría en la carrera de los Oscars representando a China (con el consiguiente enfado de Jia Zhangke), y que en España ha sido vista por cerca de 1 millón de espectadores. Pero no nos engañemos, El último lobo, a pesar de su calidad, no es una película china.

El segundo punto a destacar entre los estrenos asiáticos del año es el mantenimiento del anime, que con tres títulos, se convierte en “la película asiática” más estrenada en nuestro país. Tres títulos, en este caso procedentes de Japón, que han sufrido una suerte desigual en la cartelera de cine: Capitan Harlock, Los caballeros del Zodíaco, y Dragon Ball: Resurrection F.

Capitan HarlockHan tenido que pasar 34 años desde el nacimiento de Capitan Harlock, para que el pirata más iconográfico de la cultura pop nipona tuviera su peculiar película de animación en 3D. Un anime en CGI con una representación gráfica de los personajes y una planificación escénica que la acercan a un “live-action”. Cuestión de avances tecnológicos dirán algunos; otros se reafirmarán en el pretexto de la burbuja económica en la que se ve sumergida desde hace un lustro la industria cinematográfica japonesa con respecto a las adaptaciones de mangas de éxito. Sea como sea, la compañía Toei confió en Shinji Aramaki (el otrora director de Appleseed the Beginning y sus secuelas, y máxima autoridad en animación CGI 3D), para darle las riendas del proyecto, teniendo en cuenta que tenía entre las manos un caramelo muy suculento que no debía decepcionar a los fans. Finalmente, el filme se materializó en 2013 (el estreno oficial en Japón se produjo la semana del 7 de septiembre en 578 salas), contando con la supervisión absoluta de Leiji Matsumoto (el respetado autor del cómic original) y el apoyo técnico del estudio Marza Animation Planet (compañía joven asociada a SEGA que se dedica a desarrollar cortos de animación para videojuegos y la planificación gráfica de los mismos). En España la película se estrenó el 30 de enero y tan sólo atrajo a 25.000 espectadores, a pesar de gozar de una amplia campaña de lanzamiento.

Dragon_Ball_Z_Fukkatsu_No_F_Poster_Latino_MxPosters2No serían Los caballeros del Zodíaco los que en el mes de marzo obtuvieran mejores resultados en su estreno en salas, quedándose muy por debajo de las expectativas creadas. Sin duda, la película de anime más esperada de este 2015, la producción que más anhelaban ver los seguidores de Akira Toriyama, Dragon Ball – Resurrection “F”, cambió algo las cosas. Con ella prosigue el revival que, desde hace un par de años, vive el cómic que provocó el primer boom del manganime en Occidente (junto con Akira, de Katsuhiro Otomo). Y lo hace resucitando a uno de los personajes que más marcó a toda una legión de fans, a pesar de que su prolongada saga dentro del cómic (y especialmente su estirada traslación animada) terminó por cansar a más de uno: Freezer. Pero, y pese a sus cerca de 200.000 € de recaudación, la película se ha quedado a la mitad de los resultados obtenidos por Dragon Ball Z: Battle of Gods, la decimoctava de la franquicia Dragon Ball estrenada el pasado año, que se convirtió en la película asiática más vista de 2014.

the_target_el_objetivo-cartel-6020Tercer apunte a la hora de repasar los estrenos asiáticos en 2015: una cosa son los lanzamientos domésticos y otra, y bien distinta, los estrenos comerciales en salas. Si analizamos los lanzamientos en Blu-ray/DVD o plataformas digitales, vemos la apuesta por el cine de género (el thriller y los productos fantásticos se encuentran entre los lanzamientos más destacados y esperados por el aficionado). Sin embargo, cuando las películas asiáticas se han de estrenar en salas, la apuesta es por el drama (en todas sus formas). Así, de los catorce estrenos, la mitad son propuestas dramáticas (retratos sociales, documentales combativos, films de mirada nostálgica hacia una determinada época). Desde hace varios años se mantiene entre las distribuidoras esta tendencia de minimizar o reducir los lanzamientos asiáticos más comerciales al ámbito doméstico. Lejos quedan los años en los que el terror, las artes marciales eran estandarte de un cine diferente que tenía su cabida en las salas de cine, Sin ir más lejos, una de las cintas de acción del año Redada Asesina 2 no ha gozado de estreno comercial en salas, limitando su salida al lanzamiento en Blu-ray a principios del mes de enero. Sólo tres películas han logrado saltarse esa etiqueta: The Target, Niebla/Haemoo y The Assassin.

Difícilmente una película coreana como The Target hubiera llegado a nuestra cartelera de no ser por el “Sitges Tour A Contracorriente”, la novedosa iniciativa puesta en marcha por el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya (Festival de Cine de Sitges) y la distribuidora A Contracorriente Films. El viernes 6 de marzo tuvo lugar el estreno de esta nueva modalidad. Los títulos escogidos para este primer tour fueron: The Target, Oculus, El espejo del mal, Zombeavers y Lawless. The Target es un thriller de acción eléctrico con un ritmo trepidante y secuencias de altos vuelos, remake del film homónimo francés Point Blank (que se estrenó en España con el título de Cuenta atrás en 2012 y fue distribuido también por A Contracorriente Films), dirigido por Fred Cavayé (Mea Culpa) en 2010. Los resultados comerciales facilitados por el Ministerio de Cultura no han sido nada del otro mundo: menos de doscientos espectadores. Aún y así, es interesante que esta iniciativa, a pesar de los resultados, vuelva el próximo año, con films tan interesantes como Turbo Kid o The Salvation.

nieblaDesde su pase por el Festival de Cine de San Sebastián, muchos éramos los que nos preguntábamos si algún día se estrenaría Niebla (Haemoo, Shim Sung-bo, 2014). La respuesta la tendríamos días después de la clausura del CAFW (Casa Asia Film Week) de este año, al confirmar La Aventura Audiovisual que estrenaría la película en salas. Más conocido por ser el guionista de la memorable Crónica de un asesino en serie (Memories of Murder, Bong Joon-ho, 2003), Sung-bo se estrenaba como director con Niebla. Mantuvimos un encuentro con el director en el Hotel Maria Cristina de la capital donostiarra, donde nos habló de su experiencia como director “Para mí debutar como director de cine era algo muy natural, aunque quizás no es que fuera algo específicamente buscado. Ser guionista y después ser director era algo que iba dentro de una misma trayectoria. Cuando Bong Joon-ho leyó mi guión, desde el principio él asumió que esta película la iba a dirigir yo mismo. En Corea este es un proceso más normal, primero se trabaja como guionista en varias películas para luego debutar como director“. ¿Resultado comercial? Una de las grandes películas del año que tan sólo ha sido vista por 235 espectadores.

The AssasssinEste año se presentaba en el Festival de Cannes, The Assassin, el wuxia materializado por el maestro taiwanés Hou Hsiao-hsien a lo largo de estos últimos diez años. Ambientada en la China del siglo IX, cuenta la historia de una joven experta en artes marciales (una bellísima Shu Qi) convertida en una asesina justiciera. De gran belleza formal y estética, la película ha sido amada con locura por los habituales seguidores de este director y discutida por sus también habituales detractores. En muchas de las quinielas de la crítica The Assassin se encuentra dentro de las 10 mejores películas del año. Algo que no se ha traducido en la taquilla, donde, como ya le pasara a The Grandmaster el año pasado, el film tan sólo ha sido visto por algo más de 5.000 espectadores.

Otro aspecto remarcable en el análisis es una evidencia que se lleva manteniendo a lo largo del tiempo, pero que este año es más evidente: el cine japonés es, sin duda, el gran triunfador en cuanto a estrenos asiáticos en nuestro país. Casi un 50% de los estrenos proceden de la industria nipona y, en concreto, dos, han sido firmados por una mujer: algo que a estas alturas de siglo XXI no tendría que ser una sorpresa, pero que no deja de ser novedoso si pensamos que Japón, como tantos otros, no es un país donde exista equidad entre hombres y mujeres directores.

Aguas-tranquilasEl 10 de abril se estrenaba en salas Aguas tranquilas (Still the Water). Dirigida por la directora japonesa Naomi Kawase (de la que sólo se había estrenado comercialmente en España El bosque del luto) y protagonizada por Nijiro Murakami, Jun Yoshinaga, Makiko Watanabe y Hideo Sakaki, la película está ambientada en la isla de Amami, cuyos habitantes viven en paz con la naturaleza, hasta que un día es descubierto en el mar el cuerpo de un hombre. El film estuvo en la Sección Oficial de largometrajes a concurso en el Festival de Cannes de 2014 y ha sido distribuido por Good Films. Pero la verdadera sorpresa del año estaba por llegar. Tendríamos que esperar al mes de noviembre para el estreno de Una pastelería de Tokio, el sleeper asiático del año en España. Estrenada tan sólo una semana después del Salón del Manga de Barcelona, la película se ha convertido en la más vista (si obviamos El último lobo) de las cintas asiáticas estrenadas en nuestro país con cerca de 100.000 espectadores. Podríamos decir que el efecto Una pastelería de Tokio es el mismo que vivimos hace dos años con Una vida sencilla: una-pasteleria-en-tokio_98595películas costumbristas, bien intencionadas, que despiertan el boca-oreja en el espectador y que gozan de un mantenimiento en salas por encima del esperado. En este sentido tampoco le ha ido mal al octogenario Yamada, que tras el éxito obtenido con Una familia de Tokio, regresaba este año con una nueva mirada nostálgica al Japón con La casa del tejado rojo. La acción principal de la historia discurre entre 1936 y el final de la Segunda Guerra Mundial. Una época en la que Japón, y en concreto Tokio, está impregnándose de la cultura occidental (la inminencia de unos Juegos Olímpicos que al final no llegan, la cultura del ocio, de la música o del teatro). Si bien es cierto que en muchas ocasiones los directores japoneses nos han hablado del Japón de la posguerra y de la recuperación de un pueblo que acaba de destruirse, en esta ocasión Yamada pone la mirada en una sociedad que vive un momento de ebullición, en el que la masacre de Nankin es vivida con alegría en el seno de una familia que vive en la distancia los hechos, o en la que el ataque a Pearl Harbor supone mucho más que el inicio de una confrontación. La casa del tejado rojo es el símbolo del fin de una era, en la que el pueblo japonés se estaba despidiendo, sin saberlo, de su estado del bienestar.

Algo muy diferente pasa con el cine coreano. Presente en numerosos festivales, incluido entre los lanzamientos más esperados de los aficionados, no goza de tirón popular en el cine. Dos películas tan distantes como Oda a mi padre (superproducción coreana), o Princesa (sin duda uno de los films independientes del 2014 más valorados y premiados internacionalmente) han tenido idéntico escenario en sus respectivos estrenos: la invisibilidad.

Oda a mi padreEl drama histórico y la nostalgia son dos de los temas más de moda en el cine coreano. El recuerdo de tiempos pasados, en absoluto mejores que los actuales, sino más bien todo lo contrario, repasando algunos de los obstáculos que ha tenido que superar un país ocupado, dividido y tiranizado en el pasado siglo, y la superación de todas esas dificultados para poder salir adelante, se han convertido en uno de los principales reclamos de varios de los grandes éxitos de los últimos tiempos en la cartelera coreana. Oda a mi padre que atrajo al cine a más de 14 millones de espectadores coreanos en las pasadas navidades, convirtiéndola en la segunda película más vista de la historia de Corea, en nuestro país, ha sido vista por algo más de 1.500 espectadores.

PrincesaPrincesa (Han Gong-ju), dirigida por Lee Su-jin y protagonizada por Chun Woo-hee (Mother), se estrenó de forma simultánea en cines, alquiler físico y plataformas VOD el 8 de Mayo. La cinta es uno de los títulos capitales que la cinematografía coreana produjo a lo largo de 2014. Muchos críticos de cine coreanos y foráneos han coincidido en proclamarla como la mejor película coreana del año. Temas profundos como la ausencia de los padres, la corrupción de las instituciones, la intimidación en las escuelas o la crisis de la mediana edad son tratadas de manera harto potente y emotiva. Algunos ya han calificado al director y guionista del film, el debutante Lee Su-jin como un alumno aventajado de Lee Chang-dong, sobre todo por su capacidad de ejecutar una estructura narrativa hábilmente equilibrada. ¿Resultados? 350 espectadores en cine… Y no mucho mejor le ha ido a las dos producciones procedentes del Sudeste Asiático estrenadas en nuestro país: Retratos de familia (Ilo Ilo, Singapur, 2014) y el documental La mirada del silencio (Indonesia, 2014).

Más allá de hablar de un nuevo modelo de distribución de cine asiático en España, tenemos que referirnos a un mantenimiento de lo que se ha venido haciendo desde el inicio de la crisis (2008): estrenos limitados en salas de cine, minimización de riesgos (dramas y animación no pueden faltar en el menú cinematográfico del año), lanzamientos en DVD/Blu-ray donde se amplía el espectro de géneros (dando cabida a live-actions como Kenshin o films de artes marciales urbanas como Kung Fu Jungle), presencia de títulos asiáticos en festivales (tanto especializados como las Nits de Cinema Oriental o generalistas)… Queda pendiente lo que puede dar de sí el mercado digital (la oferta se ha ampliado con la llegada de Netflix, la constancia de Filmin y la apuesta de los operadores de telefonía por imponerse en el mercado de la televisión digital), aunque todavía estamos en las antípodas de obtener resultados que sean significativos para las distribuidoras en este apartado.

11-Phenomena-Cineasia-onlinePero siempre habrá un mañana (nuestro lema navideño al menos así lo mantiene), y siempre hay motivo para la esperanza: por un lado, con la consolidación de los títulos de Bollywood estrenados de forma simultánea con India en diferentes salas españolas (muy de agradecer el empeño de los Cinemes Girona en Barcelona en este sentido), la apuesta de los festivales españoles por reforzar la presencia de cine asiático en sus programaciones (algo que estos últimos años está ampliándose a Filmotecas y Centros del Cultura de diferentes rincones de España), la labor de las distribuidoras que mantienen su apuesta por un cine diferente y de calidad,  y, por último, nuestro granito de arena: la llegada de CineAsia a Phenomena: una aventura que hemos iniciado este año, y con la que esperamos daros muchas sorpresas en 2016.

Ficha técnica de los estrenos asiáticos en España en 2015:

  1. Capitán Harlock (Japón, 2014) – Surtsey Films – 30 de enero

Espectadores: 26.788

Recaudación: 151.176,39

2. Princesa (Han Gong-ju) Corea del Sur, 2013) – Mediatres Estudio – 2 de febrero.

Espectadores: 365

Recaudación: 712,10 €

  1. Los caballeros del Zodíaco: La leyenda del Santuario (Japón, 2014) – Selecta V – 6 de marzo

Espectadores: 11.226

Recaudación: 69.069,45

  1. The Target (Corea del Sur, 2014) – “Sitges Tour A Contracorriente” – 6 de marzo

Espectadores: 186

Recaudación: 495,50 €

  1. La casa del tejado rojo (Japón, 2014) – Golem – 10 de abril

Espectadores: 17.077

Recaudación: 99.006,04

  1. El último lobo (China/Francia, 2015) – Vértigo Films -10 de abril

Espectadores: 137.066

Recaudación: 848.583,71

  1. Aguas tranquilas (Still the Watter, Japón, 2014) – Good Films – 10 de abril

Espectadores: 15.675

Recaudación: 86.987,60

  1. La mirada del silencio (Indonesia, 2014) – Avalon – 9 de julio

Espectadores: 2.452

Recaudación: 13.637,46 €

  1. Retratos de familia (Ilo Ilo, Singapur, 2014) – La Aventura Audiovisual – 10 de julio

Espectadores: 3.500

Recaudación: 18.669,39

  1. Oda a mi padre (Corea del Sur, 2014) – European Dreams – 28 de septiembre

Espectadores: 1.714

Recaudación: 9.453,77 €

  1. Una pasteleria de Tokio (Japón, 2015) – Caramel Films – 4 de noviembre

Espectadores: 87.100

Recaudación: 530.416,09

  1. Dragon Ball: La resurrección de F (Japón, 2015) – Selecta Visión – 6 de noviembre

Espectadores: 27.187

Recaudación: 171.870,11 €

  1. Niebla (Haemoo, Corea del Sur, 2014) – La Aventura Audiovisual – 16 de noviembre

Espectadores: 235

Recaudación: 1.167,00 €

  1. The Assassin (Taiwán, 2015) – Caramel Films – 24 de noviembre

Espectadores: 5.178

Recaudación: 34.169,04

Totales: 335.749 espectadores*. (*Descontando los espectadores obtenidos por El último lobo, la cifra total asciende a 180.000 espectadores totales).

Taquilla total: 2 millones de euros.

Por países: Japón (6 títulos), Corea del Sur (4 títulos), Sudeste Asiático (2 títulos), China (1 título), Taiwán (1 título).

Por Enrique Garcelán

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA