MENU

Balance de estrenos asiáticos en China y Hong Kong en el primer semestre 2012

30/07/2012

En lo que llevamos de 2012 el público hongkonés ha podido saborear en sus pantallas una selección de títulos autóctonos y foráneos bastante estimables, aunque de entrada haya que castigar con un amistoso tirón de orejas a la mayoría de distribuidoras del lugar que se han dejado seducir en demasía, bajo nuestra opinión, por un sinfín de títulos provenientes de Norteamérica que en muchos de los casos podrían haberse ahorrado, aunque su caso, desde luego, no llegue a ser tan sangrante como el que tenemos que sufrir en nuestras propias carnes, donde de aquí a nada tendremos que hurgar en los lugares más recónditos de la cartelera para poder encontrar un film español.

Cinco títulos de procedencia hongkonesa han sobresalido acompañados de espectaculares resultados de taquilla en estos seis primeros meses: el año empezó muy fuerte con la irrupción de la adrenalítica The Viral Factor (Ni Zhan, 2012), que ya tuvo su bautismo internacional en el pasado Festival de Cine Asiático de Udine. El último trabajo del aclamado Dante Lam (Fire of Conscience, The Stool Pigeon) sirvió para demostrar a los espectadores del nuevo año chino y, de paso a él mismo, su capacidad de lidiar con un gran presupuesto y salir victorioso del empeño. The Viral Factor bombea adrenalina durante todo su metraje, la acción no decae en ningún instante gracias a la cantidad ingente de increíbles acrobacias, ensordecedoras detonaciones y muertos por doquier que jalonan lo que es un macroespectáculo. Un gran proyecto internacional donde aparecen actores de la talla de Jay Chou, Nicholas Tse, Liu Kai Chi o Andy On.

El mes de Enero también nos trajo The Great Magician (Daai Mo Seut Si, 2012), una cinta de aventuras y magia con toques dramáticos dirigida por Derek Yee (Triple Tap, Shinjuku Incident) e interpretada por Tony Leung Chiu Wai (The Grandmasters, Confession of Pain) que aunque gustó mucho al público no se salvó de algunas críticas furibundas hacia lo primitivo de sus efectos especiales y a la equivocada decisión del realizador de derivar la trama del film de una prometedora parte inicial donde se imponía lo épico y lo dramático a una conclusión donde predominaba la comedia y el absurdo. El tercer film popular estrenado en este primer semestre llegó en el mes de Marzo y  fue la intrigante NightFall (Da Zhui Bu, 2012), una película que basa todo su encanto en la cantidad de giros inesperados que tienen lugar durante la investigación de un asesinato de una celebridad hongkonesa. Con un inicio de lucha salvaje en una sauna que a más de uno recordará a Promesas del Este, de David Cronemberg, este thriller se beneficia del duelo actoral que mantienen dos de los estrellones más populares de la excolonia británica: Simon Yam (Echoes of the Rainbow, Ip Man 2) y Nick Cheung (The Beast Stalker, Exiled). Hubo que esperar hasta mitad de Mayo para encontrarnos con el estreno de Fairy Tale Killer (Wan Mei Tong Hua, 2012), el nuevo y vibrante film dirigido por uno de los hermanos Pang, Danny (Re-Cycle, The Messengers) donde asesinatos y cuentos de hadas se entremezclan en un relato que no decae en ningún instante. Por último, el estreno más reciente que ha arrasado en taquilla ha sido Motorway (Che Sau, 2012), presentada con éxito en el pasado Festival de Cannes se trata de una historia de persecuciones automovilísticas espectaculares donde policías y ladrones se dedican a quemar neumático mientras juegan al gato y al ratón.

Pero no sólo de grandes títulos se ha alimentado el cinéfilo hongkonés durante este tiempo, y así hemos comprobado una proliferación de cintas románticas (uno de los géneros preferidos por los espectadores) que han tenido su máxima expresión en la atípica apuesta de Johnnie To que fue Romancing in Thin Air (Gao Hai Ba Zhi Lian II, 2012), una historia de encuentros y desencuentros donde un actor famoso podrá curar las heridas de un amor roto en brazos de otra mujer que no le va a la zaga en cuanto a fracasos amorosos se refiere. La pareja protagonista del film son Louis Koo (Magic to Win) y Sammi Cheng (Yesterday Once More). Otras películas amorosas que tuvieron suerte desigual en la taquilla durante este tiempo fueron la taiwanesa Love Is not Blind (Shi Lian 33 Tian, 2012); The Allure of Tears, de Bárbara Wong, Love in the Buff (Chun Jiao Yu Zhi Ming, 2012), Love Actually Sucks, del realizador Wan Cheung, más conocido como Scud, y The Second Woman (Qing Mi, 2012) protagonizada por la guapísima Shu Qi (Three Times).

Sin obviar otros títulos importantes como A Simple Life, de Ann Hui, o Din Tao: Leader of the Parade, de Feng Kai, a los que nos referiremos más ampliamente en el apartado de estrenos en la China Continental, concluiremos citando algunas películas foráneas que han tenido la oportunidad de ver la luz en las salas hongkonesas, empezando por las producciones niponas, de las que se han llegado a estrenar nada menos que nueve films, entre los que destacan Sadako 3D, Guilty of Romance, de Sion Sono, Kiseki, de Hirokazu Koreeda o The Wings of the Kirin, con Hiroshi Abe. Otras propuestas orientales también han tenido su oportunidad, como las tailandesa 407 Dark Flight y The Kick; la coreana Sunny, la indonesia The Raid: Redemption o las indias 3 Idiots (un auténtico exitazo que se prolongó varios meses en cartel), Delhi Belly y Zindagi Na Milegi Dobara, mientras que la aportación española se ha visto reducida a tres títulos, que no son pocos: La Piel que Habito, de Pedro Almodóvar, Flamenco, Flamenco, de Carlos Saura y Rec 3: Génesis, de Paco Plaza.

¿Y la primera mitad del año en China? Los más asiduos a la cinematografía china saben de buena tinta lo dificultoso que resulta acceder a la información sobre la mayoría de las películas estrenadas dado el férreo control que el gobierno del país tiene de todo lo que tiene que ver con Internet y redes sociales (IP bloqueadas, palabras claves censuradas, envenenamientio de DNS, etc). Y es una pena, porque lo mismo ocurre con estas películas a la hora de exportarlas a otros países. Su recorrido no llega más allá del propio continente, y exceptuando las propuestas más populares y caras, que sí suelen tener vida en festivales y carteleras foráneas, el resto tienen un marcado carácter localista. Pero bueno, como decía una cantante china famosa en una entrevista concedida a televisión, muchos artistas del lugar no se plantean exportar sus trabajos fuera del continente, porque es tan grande que ya tienen más que suficiente con el público autóctono.

Algunos de los títulos que han llegado a las pantallas chinas durante estos meses coinciden con los ya comentados en los estrenos hongkoneses: Enero fue el mes de The Viral Factor y de The Great Magician; Febrero lo fue de Romancing in Thin Air y Marzo de Life Without a Principle, estas dos últimas de Johnnie To; mientras que Abril trajo el estreno de la comedia Mr. and Mrs. Single y hace pocas fechas se estrenó por todo lo alto Motorway. Pero éstos suponen tan sólo la punta de lanza de una cantidad importante de títulos que, durante este primer semestre, han ido apareciendo con mayor o menor fortuna en los cines chinos. Vamos a hacer referencia a algunas de ellas: quizás el estreno más emblemático fue el de A Simple Life (Tao Jie, 2012) de nuestra añorada Ann Hui, film que recientemente ganó el Premio del Público en el Festival de Granada – Cines del Sur. Basada en hechos reales, la película cuenta la historia de Chun Tao Chung (una exclente y felizmente recuperada para el cine Deannie Yip), quien ha trabajado como sirvienta para la familia Leung durante sesenta años, y que ahora cuida de Roger (Andy Lau), quien trabaja en la industria cinematográfica y es el único miembro de la familia que aún vive en Hong Kong. Cuando ella enferme, ambos establecerán una relación muy especial. El film, pese a ser una obra pequeña e íntima, funcionó de maravilla en cuanto a taquilla se refiere, aguantando en cartel durante más de dos meses. En Febrero, sin embargo, llegaron unas cuantas producciones más superficiales de temática amorosa entre las que destacó la taiwanesa Love, dirigida por Doze Niu y protagonizada por un elenco de guapos y guapas encabezado por Shu Qi y Vicky Zao en la parte femenina y Eddie Peng y Mark Jau en la masculina. Ciento treinta millones de yuan avalan un producto tan edulcorado como ideal para celebrar el San Valentín chino en el cine, con una serie de historias cruzadas que se van enredando a medida que avanza la trama. Otras comedia románticas que vieron la luz durante estos primeros meses fueron The Wedding Diary, una divertida película que refleja la cultura de las bodas típicas de Singapur; I do (Pau Chu Yi Pian Tian, 2012); The Soul of Bread (Ai De Mian Bao Hun, 2012), con triángulo amoroso entre panaderos incluído, y la más reciente Double Trouble (Bao Dao Shuang Xuong, 2012), con el hijo de Jackie Chan, Jaycee (Invisible Target) metido a detective junto a una guapa compañera, Jessica Cambensi (Beach Spike).

El drama y el melodrama son dos géneros generalmente muy bien recibidos entre la platea china, y este primer semestre no iba a ser una excepción. La coproducción entre Francia y China Love and Bruises, dirigida por Lou Ye (Suzhou River) fue la más exitosa y nos explicaba los problemas de adaptación de una profesora de Beijing recién llegada a París. Otros títulos a destacar fueron The Man Behind the Courtyard House, dirigida por el debutante Xing Fei e interpretada por Simon Yam (Echoes of the Rainbow), que narra la historia de un asesino de mente torturada que se cruzará con cuatro jóvenes que se han desplazado a un entorno rural con la intención de descansar; The Brother (Hei An Zhong De Jiu Shu, 2012), de An Zhanjun; Close to the Sun (Yun Shang Tai Yang, 2012), de Chou Chou, ganadora del Festival de Cine de Sedoma, film de factura independiente que trata sobre una mujer francesa que padece una enfermedad terminal y decide pasar sus últimos días de vida en un pueblo remoto en Guinzou; y por último When Yesterday Comes (Zuo Ri De Ji Yi, 2012), de He Weiting, una propuesta inicialmente prevista sin ánimo de lucro porla Fundación Católica de Taiwán de la enfermedad del Alzheimer, aunque al final se decidió que todo el montante recaudado fuera a parar a las arcas de dicha asociación.

Los amantes de las propuestas más fantásticas y terroríficas no se puede afirmar que hayan podido hacer su agosto en este primer semestre, pues tan sólo han podido degustar un reducido puñado de títulos que seguro les han dejado con ganas de mucho más. Entre ellas las que más éxito han cosechado entre el público han sido A Misterious Forber, también conocida como Moonlight Savage, dirigida por Zhang Li e interpretada por Xin Jiadong (A Time to Love) y Lu Yau (The Assassins), que  tuvo la particularidad de haber sabido guardar el secreto de su argumento hasta el mismo día de su estreno, ya que no estaba permitido a ninguno de los integrantes de su elenco actoral hacer ningún tipo de declaraciones en las que se pudiera intuir quién era el hombre que aparecía en el cartel promocional, y The Frightening Night (Ye Ying Jun, 2012), una historia sugerente que pone los pelos de punta por su alto nivel de visceralidad, con gente atractiva asesinada de las formas más inverosímiles. Hace pocos días también se estrenó el film de monstruos marinos The Million Dollar Crocodile (Bai Wan Ju E, 2012), sobre los habitantes de un pueblo que se ven asediados por un reptil enorme que transporta en su interior una bolsa con una cantidad económica importante.

Por último, no queríamos dejar de lado a los más pequeños, quienes han tenido la oportunidad de acudir a ver propuestas adecuadas a su edad como lo son, por un lado, Jumping Boy (Bu Dao Weng Huan Lu), de Lin Fuquing, un film que combina animación y acción real y que nos explica la vida de Tian Bian, un conocido autor de novelas infantiles que alcanzó fama y reconocimiento gracias a Roly-Poly, un cuento que un día le contó un amigo sobre un chico regordete, y por otro Pleasant Goat and Big Big Wolf: Mission Incredible: Adventures on the Dragon’s Rail (Xiyan Giang Yu Hui Tai Lang, 2012), adaptación a la gran pantalla de una conocida serie de animación de la televisión china creada por Huang Weiming y producida porla Creative Power Entertaining.

Por nuestro colaborador Francisco Nieto

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA

[contact-form to=”cineasia@cineasia.net” subject=”Suscripción Newsletter CineAsia”][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”1″][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”1″][contact-field label=”Localidad” type=”text”][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea”][/contact-form]