MENU

Cannes 2012: escasa presencia asiática y escaso eco de sus películas

05/07/2012

Cannes 2012 no pasará a la historia por la presencia de cine asiático en sus diferentes secciones. Pocas películas y casi todas ellas de directores ya conocidos, que no dieron lugar a grandes sorpresas.

En la ‘Sección Oficial’ a concurso sólo hubo presencia de dos películas y las dos coreanas: In Another Country (Da-Reun Na-Ra-E-Suh), de Hong Sang-soo y The Taste of Money (Do-Nui Mat), de Im Sang-soo:

En la primera, Hong Sang-soo se apunta a la moda de otros realizadores importantes no occidentales, como Kiarostami, que “fichan” a grandes estrellas del cine europeo para sus proyectos: en este caso, Isabelle Huppert, que interpreta a tres mujeres diferentes con un mismo nombre, Anne, que por diferentes razones van a la misma ciudad, Mohang-ni. Son tres historias distintas, pero con elementos comunes, contadas con ligereza y en tono de comedia, que se ven con agrado. En la segunda, The Taste of Money, Im Sang-soo construye un esperpéntico relato sobre la avaricia y la adicción al dinero en las clases altas coreanas. Como siempre, rueda con maestría y su uso del encuadre es elegante y hermoso. Sin embargo, la película deja una sensación de extrañeza, ya que se ocupa de mostrar las debilidades del alma humana mezclando el refinamiento y la sensualidad oriental con un tono desquiciado y exagerado más cercano a las telenovelas latinoamericanas.

Fuera de concurso, en sesión de medianoche, se proyectó For Love’s Sake (Ai To Makoto), de Takashi Miike. Otra divertida locura del director japonés, que utiliza números musicales para contar su historia, tal vez un poco lastrada por su excesivo metraje. Cuenta la relación entre un joven delincuente, Makoto, y Ai, una inocente estudiante de buena familia, que intenta llevar al joven por el buen camino…

Y también se proyectó fuera de concurso, en una sesión especial, Mekong Hotel, de Apichatpong Weerasethakul. Una mirada hipnótica sobre un hotel y sobre el río Mekong, de apenas de más de una hora, con ligeros toques fantásticos.

En la sección ‘Un Certain Regard’ hubo también dos películas: Mistery, de Lou Ye (que inauguró la sección), y la esperada aproximación a la vida de Yukio Mishima realizada por Koji Wakamatsu, 11/25 The Day Mishima Chose his own Fate (11/25 Jiketsu No Hi, Mishima Yukio To Wakamonotachi):

En la primera, Lu Jie descubre que su marido lleva una doble vida cuando le ve entrar en un hotel con una joven mujer. Mistery, ya está confirmada para el próximo Festival de Cine de Sitges en Octubre. En la segunda, Wakamatsu intenta explicar qué llevo al joven y brillante escritor nacionalista Yukio Mishima a suicidarse el 25 de Noviembre de 1970.

En la ‘Quinzaine des Réalisateurs’ se pudieron ver una película coreana de animación, The King of Pigs (Dae Gi Eui Wang), de Yeun Sang-ho y la serie policíaca de más de cinco horas Gangs of Wasseypur, del realizador indio Anurag Kashyap:

En la primera, dos antiguos compañeros de clase que se encuentran con motivo de una comida, recuerdan cómo estaban divididos en dos grupos en el colegio. Los “perros”, crueles y brutales, que se dedicaban a humillar a otro grupo de escolares apodados los “cerdos”… The King of Pigs, hay que decir que se trata de todas todas de una animación para adultos.

En la segunda, Gangs of Wasseypur, se cuenta una historia de sagas familiares, de honor y traición, ambientada en la villa india de Wasseypur. Es una película diferente (ya de por sí dura más de 5 horas), otra manera de acercarse al hecho criminal desde una cinematografía que sigue sin ser demasiado conocida en Occidente.

En la ‘Semaine dela Critique’ este año no compitió ni un solo largometraje asiático.

Por José Luis Rebordinos

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA