MENU

Crónica del FEFF 2ª parte: Far East Film LOVE Festival

28/04/2012

A los coreanos les gusta el melodrama“. Esta frase recogida del guión de My Sassy Girl (Kwak Jae-young, 2001) no podría ser más reveladora. Ciertamente, el género romántico es siempre el campeón de las taquillas asiáticas (e internacionales, cabe añadir) desde tiempos inmemoriales. Superviviente intempestivo a modas y regímenes políticos, más o menos conservadores, las historias del corazón siempre han gozado del favor de un público entregado a ponerse durante unas escasas dos horas a vivir apasionadas historias lejanas de la suya.

Sin duda, la palabra Love está siendo la más repetida en esta edición del Far East Film Festival. Concretamente aparece en cinco de los films proyectados: Love is not Blind, Love Strikes!, Love in A Puff, Love in the Buff, y Love. Pero si unimos a éstos, las películas en las que el amor (la comedia romántica) es el leit motiv principal, veremos que este número se ve incrementado a 12, de las cerca de 60 presentadas este año. Está claro,  la comedia romántica es la gran triunfadora de las taquillas asiáticas y el festival se ha hecho eco de ello. Como espectador amante de todos los géneros y temáticas, he echado en falta algún título más próximo al imaginario fantástico, al terror o a las artes marciales. Sin ir más lejos, el Terror Day, ese día en el que Udine se teñía de rojo para ofrecer aquellas primicias filipinas, malayas o tailandesas de horror, este año ha pasado a mejor vida. Nos ponemos pues las gafas rosas y pasamos a comentar algunos de los títulos románticos que el festival nos ha ofrecido este año.

Louis Koo y Sammi Cheng son los protagonistas de Romancing in Thin Air, el último film de Johnnie To (a pesar de que ya tiene dos más en cartera, Blind Detective y Drug Wars). Muchas eran las expectativas que despertaba el proyecto, sabiendo de la habilidad del dúo ToWai Kai Fai por los asuntos del corazón (Turn Left, Turn Right o Yesterday Once More) y después de haber visto el año pasado Don’t Go Breaking my Heart en el Casa Asia Film Week. ¿El resultado? Como sucede en el amor, el corazón de CineAsia está dividido. Si bien es cierto que el arranque del film es algo irregular, poco a poco la historia de ese actor abandonado en el altar que huye a Yunnan, refugiándose en un pequeño hostal de Shangri-la regentado por Sammi Cheng, va calando, como una lluvia fina, a penas imperceptible. Y sí, es cierto que la historia contiene algunos elementos de difícil explicación, que cuestionan la racionalidad del espectador, pero sólo To es capaz de hacer que un trágico final cobre una nueva dimensión en el espectador. ¿Metalenguaje? Apuesto a que sí: amor y metalenguaje son signos inequívocos de un director que reformula en cada producción el concepto de cine de autor.

Taiwán venía avalado por dos grandes producciones románticas. La primera de ellas, You Are the Apple of my Eye, film más taquillero del año en Taiwán, además de cosechar un enorme éxito en el mercado hongkonés y chino. Su director, a la par que novelista, Giddens, acudió a la presentación de la película en el Far East Film y definió el film como: “una parte de mi propia vida”. Basada en su novela autobiográfica homónima convertida en un best seller, la película nos transporta a un Taiwán adolescente, en el que la búsqueda del primer amor, de aquellas amistades que nunca mueren, y de nuestro lugar en el mundo, son las prioridades de los personajes. Emotiva, con hilvanados diálogos, y con un final donde el protagonista verá cumplido su objetivo (de una forma algo diferente a lo que él había imaginado), You Are the Apple of my Eye se cerró con una sonora ovación en el Teatro Nuovo.

Expectantes también nos encontrábamos el miércoles a las 14 horas, cuando decidimos dejar a un lado la comida para asistir a la premier de Love, el último film de Doze Niu (el realizador de uno de los films del 2010 en Taiwán, que pudo verse en Sitges, Monga). Love es un film muy cercano a las grandes comedias románticas americanas o inglesas (me vienen a la cabeza Love Actually o Nothing Hill). Una realización impecable (que ya se demuestra en la apertura, donde el director relaciona a través del montaje a los seis protagonistas de la película), unos actores que rozan la excelencia (entre los que destacan Shu Qi y Wei Zhao), un guión que va desvelando la información a la carta, y el humor que salpica todo el conjunto, hacen de esta propuesta una de nuestras favoritas entre los films románticos presentados este año en Udine.

Eso claro, sin contar el lado romántico del hongkonés Pang Ho-Cheung. CineAsia no pudo asistir a la proyección de los dos últimos trabajos de Pang Ho-Cheung: el avión salía del aeropuerto de Venecia tan solo una hora después de que se presentara Love in the Buff, continuación de Love in a Puff, que está teniendo un enorme éxito en Hong Kong, y un día antes de que se presentara Vulgaria, definida en el catálogo del FEFF como una comedia romántica vulgar.

A medio camino entre el amor, el desamor, encontramos otros films en el Far East Film Festival. Rent-a-Cat de Naoko Ogigami sería uno de ellos. La directora de Glasses (Megane) film que pudimos ver en la inauguración del BAFF 2009, imprime a los personajes de su nuevo film idéntico halo de cordialidad y ternura que en sus precedentes trabajos. Mikako Ichikawa da vida a Sayoko, una joven solitaria que vive rodeada de una docena de gatos en una casa próxima al río Tamagawa en Tokio. Cada mañana sale con su carrito y su sombrilla con la finalidad de buscar nuevos dueños que quieran alquilar a parte de su camada. Costumbrista, alejada de cualquier estrés urbano, la joven Sayoko busca recuperar el amor de sus clientes (esa anciana que vive sola, alejada de sus familiares, y que ve en uno de los gatos a su mascota desaparecida; o ese hombre de negocios nipón que vive al margen de su familia, y que busca en el gato el cariño ausente). Poco o nada sabemos de ella, de su felicidad, de sus anhelos. Sólo un halo de amor se despierta en la protagonista con la aparición de un cliente, un antiguo compañero de colegio, que parece más interesado en ella que en su mercancía.

Otra de estas películas que podríamos incorporar a este grupo sería la también japonesa River, de Ryuchi Hiroki. Inspirada en el incidente acontecido en el barrio comercial de Akihabara el 7 de Junio de 2008, cuando un hombre, después de alquilar un camión, arrolló a un grupo de gente reunida frente a unos grandes almacenes, para acabar por acuchillar a cuatro transeúntes más que se encontraban en los alrededores, Hiroki, decide reescribir el guión tras el terremoto y el tsunami que asoló Japón el pasado año. ¿Qué buscan los dos personajes protagonistas de River? Buscan recuperarse de las heridas, buscan pasar página y volver a vivir. Buscan el amor que en un momento se les ha arrebatado. Dos grandes planos secuencia abren y cierran el film, mientras la canción de Moon River se interna en el corazón de los espectadores. Recuperamos a Hiroki, después de la decepción que supuso su primera propuesta en el Festival, The Egoists. La proyección de la película contó con la presencia de su protagonista principal, Misako Renbutsu.

Y para finalizar este segundo repaso, Punch, uno de los sleppers de la cartelera coreana del pasado año, y una de las mejores apuestas del FEFF de este año. Punch no es una comedia ni un drama romántico, a pesar de que sus personajes anden a la búsqueda de amar y ser amados. Desde el joven protagonista que no conoce a su madre filipina que le abandonó al nacer, al profesor odiado por su padre y que encuentra en su vecina, novelista de historias de artes marciales, una nueva ilusión por vivir. Los personajes de Punch son personajes que viven en los límites de la sociedad (casi, muchas veces, al margen de ella): el rebelde de la clase, la trabajadora filipina, el profesor de tendencias izquierdistas, el padre bailarín de feria y su compañero deficiente mental. Personajes que en contadas ocasiones aparecen en una película coreana, y que nos ofrecen una de las mejores experiencias que he vivido este año. Recuperar la ilusión por las pequeñas historias. Aunque sean de amor.

Enlaces relacionados:

FEFF – Presentación y programa

FEFF – Crónica 1

FEFF – Crónica 3

Gloria Fernández y Enrique Garcelán (CineAsia)

Comentarios

Punch en cine que envidia 🙁 De lo mejor que hemos visto de lo que lleva de año.

You Are the Apple of my Eye nos gusto mucho (a Victor mas que a mi), muy divertida.

Romancing in Thin Air nos gusto y sorprendio mucho, para mi una de las mejores peliculas romanticas de los ultimos años.

Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA