MENU

Diario de una autoestopista asiática en Berlín. Día 4: El día del bajón.

14/02/2011

Tenía que suceder algún día. Y fue ayer. No me refiero a que bajara el nivel de las películas asiáticas, ni que descendiera su número en el Mercado de Berlín. Por la mañana tenía marcadas en la agenda provisional seis títulos, y al final del día había cumplido con el plan previsto. Me refiero a la soledad que te invade a veces cuando estás en un lugar extraño, lejos de tus referencias más próximas, en un festival que viene a hacer 5 Sitges (por poner una referencia que podáis entender bien), con multitud de medios de todas partes, distribuidoras. ¡Lost in Berlin!

El bache me llegó a la salida de Vampire, cuando me encaminaba hacia el hotel tras ver el nuevo proyecto que Shunji Iwai ha presentado en la Berlinale dentro de la sección Panorama. Eran cerca de las 12 de la noche. Supongo que la película tendría algo que ver en mi estado anímico. Iwai es muy dado a retratar los problemas que afectan a la juventud japonesa: la incomunicación (All About Lily Chou Chou), la distancia con sus progenitores (Hana and Alice). Y Vampire sigue la misma estela, aunque ahora lo haga con actores americanos. La película arranca bien, pero el tono se diluye a medida que se suceden los suicidios. Por quedarme con algo, me quedaría con Yu Aoi (única actriz nipona en el proyecto) y con la oportunidad que tuve de ver a Iwai entre los asistentes, y comprobar que su nivel de inglés no supera al mío. Ya se sabe, mal de muchos…

Pero no os preocupéis, que no cunda el pánico. Internet iba a encargarse de subirme los ánimos nada más llegar al hotel. Conecté twitter, y pude seguir en directo la Gala de los Goya. Las palabras de Álex de la Iglesia, y el careto que se le quedó a Leire Pajín tras el discurso me devolvieron de nuevo a casa. ¡I’m back! ¿Pero qué paso ayer en la Berlinale a parte de mi estado anímico… os preguntareis, y con razón?

Entraré en materia. El domingo se presentó una de las producciones que más a gustado al personal cinéfago berlinés, me refiero al documental en 3D dirigido por Win Wenders, Pina. ¡Obra maestra para algunos críticos, y para otros no tan críticos con los que me crucé! Un 3D, por una vez y sin que sirva de precedente, que tiene una razón de ser, y que supera hasta el visto en Avatar. Advertidos quedais.
A parte de este inciso, en el terreno asiático destacaría dos películas: una también de corte documental, pero en este caso una co-producción entre Alemania y Afganistán. Kabul Dream Factory gira entorno a la vida de Sabina Saha, actriz de cine de acción y proyecccionista de oficio, que además de llevar el cine a diferentes pueblos del territorio afgano, ejerce como policía. Un canto a los derechos de la mujer en un país donde todavía queda mucho por hacer.
Late Autumn es la otra de las apuestas del día. El film, un remake del clásico coreano firmado por Lee Man-hee (que todavía tengo pendiente por ver), cuenta con el aliciente de venir firmada por Kim Tae-yong (Memento Mori y Family Ties), y de tener como protagonista a Bing Hyun (al que muchos, pero sobre todo muchas de vosotros conoceréis de sobra). Por cierto, comentaros que el actor todavía no ha llegado a la Berlinale. Tiene prevista su llegada pasado mañana día 15 para presentar Come Rain, Come Sun (única producción coreana a competición en la Sección Oficial). Late Autumn es elegante, y emotiva, pero no edulcorada, ni banal. Es la historia de un encuentro entre dos personas que huyen. Dos extraños, un coreano y una mujer china, cuyo destino es Seattle. ¿Se encontrarán?

Por cierto, y para acabar ya, también me di un pequeño capricho. Ver la película coreana que en estos momentos se encuentra como número uno en la taquilla. Me refiero a Detective K: Secret Of Virtuous Widow un divertimento apto para todos los públicos que mezcla el humor con la escatología coreana, en la época Chosun. Todo ello bien aderezado con unas cuantas escenas de acción. Divertidísima para una tarde de fin de semana. Anda que no lo saben bien los coreanos.

Toca ir acabando. Solo recordar las palabras de un cineasta: Álex de la Iglesia. Las que me devolvieron a casa: “Intenet no es el futuro, como algunos creen. Internet es el presente. Es la manera de comunicarse, de compartir información, entretenimiento y cultura que utilizan cientos de millones de personas.”

Y aquí estoy yo… comunicándome con todos vosotros.
Buenas noches cineasiáticos… Mañana, más y quizá mejor.

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA