MENU

Diario de una autoestopista asiática en Berlín. Día 5: Cometas en el cielo

15/02/2011

No, no es que ayer se celebrara una convención de cometas en la Berlinale. Ni tampoco han repuesto en esta edición The Kite Runner, la película que Marc Froster presentara en el 2007. El titular de hoy tiene mucho que ver con lo que he hecho esta mediodía, a eso de las tres y media. Como es costumbre ya para mi aparato digestivo (voy a tener que venir a Berlín más a menudo), éste se ha solidarizado con la causa y ha continuado con el ayuno voluntario (je, je). No pasa nada, hoy también me he hecho con un bocata a la hora del desayuno. ¡Gloria’s rules!

Pues bien, a lo que íbamos. Poco o más bien nada sabía de la película que iba a ver, salvo el título The Kite (la cometa, vamos) y que procedía de la India. Poco más tarde descubriría que era el debut del realizador Prashant Bhargava, y que el proyecto partía de sus propios recuerdos familiares. En India, todo el mundo, rico o pobre, hindú o musulmán, joven o viejo, todos tienen la oportunidad de hacer volar sus cometas (sus ilusiones) en el cielo. La cinta acontece en Ahmedabad, población donde tiene lugar el festival de cometas anual más importante de toda la India. Punto de encuentro para una familia que regresa desde Delhi, buscando sus raíces. Y allí las encontrarán, mientras el cielo esté surcado de miles de cometas, sus historias se cruzarán, simluando los miles de hilos que se cruzan en el cielo. Una muy interesante cinta india indepediente y un prometedor debut.

Del resto de la jornada destacaría dos films japoneses que abordan idéntica temática, pero alternando el punto de vista de su personaje principal. Por un lado tenemos Household X (hogar x, un hogar cualquiera), donde Yoshida Koki disecciona a la familia japonesa (como ya hiciera Kiyoshi Kurosawa en su excelente e inédita en nuestro país, salvo por su pase en el Off Cinemart, Tokyo Sonata). Sus problemas de incomunicación, el desarraigo familiar, la crisis de soledad que atraviesa una sociedad entera, todo es analizado por el director, y lo hace a través de la mirada de la madre: el epicentro familiar que lo ve todo, lo conoce todo, y lo vive todo desde el interior. Sin llegar a la altura del film de Kurosawa, Household X es una muestra más, y quizá un aviso más de hacia dónde nos dirigimos. Recomendable.

Good Morning to the World!! aborda el problema de la soledad a través de la mirada de otro de los miembros de la familia, en este ocasión, el hijo (es de destacar que Tokyo Sonata exploraba este tema, pero dando una triple visión: la del padre, la de la madre, y la del hijo). Un hijo que tiene que “sobrevivir” como buenamente puede, ya que el trabajo, la posición social, absorben el existir del resto de la familia.

La anécdota de la jornada. Que me perdí Arriety-The Borrowers, última producción del Studio Ghibli. Lo sé, no tengo perdón. Y más si conociérais a mi sobrina (“Hola desde Berlín, Ingrid.“) La peque adora a Ponyo y a Totoro, y cuando llegue a Barcelona, a pesar de que apenas si ha empezado a hablar, me va a dar una buena colleja. En fin, qué le vamos a hacer. Espero que Sitges 2011 pueda corregir mi pequeño desliz de agenda, y la programe este año dentro de la sección Anima’t. ¿Verdad Angelito?

Y nada más por hoy… salvo que aquí en Berlín, lo de los lunes al sol, podríamos cambiarlo por lo de los lunes a la sombra, y no me quedo corta en la apreciación. No he visto el sol, salvo en alguna de las películas de la jornada. Pero en la calle… ni por asomo.

P.D Mañana he quedado a comer con Álex Fernández (de Mediatres Estudio). Sí, lo habéis escuchado bien, mañana por fin como. A ver si me chiva alguna cosa que pueda luego contaros por la noche, porque reuniones las está teniendo, y en cantidad en el Mercado de Berlín.

Gloria Fernández

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA