MENU

El Hombre sin Pasado: Pero, ¿quién es Won Bin?

01/05/2012

“Tae-shik es un hombre solitario con un pasado doloroso que huye del mundo exterior. Poco a poco se va abriendo a So-mi, una niña con quien comparte una cierta tristeza. A través de su amistad con So-mi, encuentra a su única amiga y una vía de comunicación, pero cuando la niña está en peligro él sale al mundo para salvarla.”

Cuando Won Bin se hizo con el papel de Tae-shik en El Hombre sin Pasado, acababa de cumplir 32 años. Al principio, su nombre no se incluyó entre los escogidos a interpretar al personaje principal, ya que en una primera versión del guión, el director Lee Jeong-beom imaginaba para el papel a un vecino normal, más bien rellenito y con barba. Pero en cuanto Won Bin se mostró firmemente interesado en interpretarlo, Lee desechó completamente su idea inicial. Entonces decidió decantarse por la ironía que suponía elegir a un actor tan poco adecuado para la descripción de un vecino corriente, “ajeosshi”, en coreano y título original del film. Aunque el término se usa para dirigirse a varones adultos que han pasado de los treinta, al asociar la palabra “ajeosshi” a la imagen de Won Bin, esa ironía transmitía una gran profundidad y energía al personaje por lo que encajaba a la perfección con la definición de la película. ¿Pero es tan misterioso el Won Bin (o Do Ji, nombre real del actor) como lo es su personaje en la película? A diferencia de muchos otros actores de su generación, que se prodigan en los actos de la vida social y los locales más fashion de Corea, a Won Bin no parece gustarle lo de socializar más allá de lo estrictamente necesario para su profesión. Una profesión que dio inicio en 1997, a la edad de 23 años en el drama de la KBS Propose.

“Creo que el público me verá desde otra perspectiva comparado con mis trabajos anteriores. Consideré muchos aspectos pero lo más destacado fue intentar captar las emociones de Tae-shik y su dolor, su soledad y su relación con la pequeña. También me preparé para las escenas de acción.”

El blog Siesdestino (especializado en cultura coreana) se refería en una de sus entradas a los elementos que han contribuido al éxito de Won Bin. ¿Cuál es el secreto del éxito? En gran medida, la transición de la televisión al cine, ha de producirse en el momento adecuado. En Corea, el paso de los actores por los dramas televisivos es un paso casi sin excepción para triunfar en la pantalla grande (en nuestro país lo estamos viviendo también, ahí está Mario Casas para confirmarlo). Los dramas son una excelente forma de incrementar la popularidad, pero, y ese es el gran problema, el encasillamiento, el no saber salir de un personaje o del mundo de las series, puede acabar con la posterior carrera como actor. De 1997 a 2002, Won Bin ha participado en 7 dramas televisivos, siendo Autum Tale (2000) el de mayor éxito, haciendo que su transición al cine, que empieza en el 2001 con Guns & Talks (Jin Jang) sea todo un acierto.

“En efecto, era la primera vez que actuaba con una niña actriz pero fue fantástico. Partiendo del hecho que es una niña adorable a la que cualquiera querría proteger, mientras estaba interpretando mi papel se me partía el corazón. Sae-ron era perfecta para el personaje y debo agradecerle que me hiciera el trabajo mucho más fácil.”

De igual modo que al actor, a muchas de sus fans se les debió partir el corazón cuando en pleno auge de su carrera, Won Bin acababa de rodar My Brother (2004) y Taegukgi (Lazos de Guerra, 2004), fue llamado a filas en Corea. La ley surcoreana establece un servicio militar obligatorio que se prolonga a lo largo de dos años. Un alto en la carrera, que ninguna estrella ha podido obviar. Aún y con la mala noticia, los/las seguidores/as del actor estuvieron de enhorabuena: el actor fue dado de baja en sus servicios el 7 de Junio de 2006, a poco menos de un año de finalizar el período militar, debido a sus problemas físicos. Lazos de Guerra (editada en nuestro país en DVD, y con enorme éxito) se convirtió en la película más taquillera de toda la historia de Corea (sólo superada años más tarde por The Host), alcanzando los 12 millones de espectadores, o lo que es lo mismo, que uno de cada cuatro coreanos fuera a verla al cine. El papel de hermano pequeño forzado a marchar a la Guerra de Corea que Won Bin interpretaría en el film, le serviría para que años más tarde, Bong Jong-ho se fijara en él para ofrecerle el papel de Do-joon, un joven deficiente que arrastra un oscuro secreto, en Mother (2009), film también editado en nuestro país.

Cinco películas en doce años dice mucho de la forma en la que Won Bin encara sus papeles, y selecciona los proyectos en los que interviene. Para Won Bin, el papel de Cha Tae-shik en El Hombre sin Pasado, ha sido la consecuencia lógica de una carrera elegida con precisión, en la que ha mezclado diferentes roles y ha coqueteado con diferentes géneros y registros. Won Bin ha afirmado que nunca pudo sacarse el guión de la cabeza después de haberlo leído de un tirón. Sintió que estaba destinado a interpretar ese papel. Auguramos que no será el último que interprete.

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA