MENU

Entrevista a Siew Hua Yeo, director singapurense de ‘A Land Imagined’:

06/09/2020

Singapur cambia tan rápidamente que no todo el mundo es capaz de seguir ese ritmo

Recién estrenada en nuestras carteleras la película ganadora del Leopardo de Oro en la edición 2018 del Festival de Locarno, A Land Imagined y con la intención de que esta joyita no pase desapercibida por los cinéfilos, aquí os brindamos la entrevista que nos ha concedido su director: ¡¡menuda declaración de intenciones!! ¡No os la perdáis!

CineAsia: La primera pregunta es obligada por la situación mundial. Singapur padeció mucho con la epidemia del SARS Covid19, pero su país reaccionó muy bien y la situación se ha mantenido bajo control. ¿Cómo evalúa esa gestión? ¿Cómo ha afectado esto al cine en Singapur?

Siew Hua Yeo: Comparado con otros países, Singapur se las ha arreglado para contener y evitar la expansión del virus en la comunidad local, pero este mismo nivel de protección no se ha hecho para la clase inmigrante trabajadora que vive la mayoría en pobres y hacinadas condiciones como vemos en la película. Naturalmente, los casos en los dormitorios de los trabajadores proliferaron tanto que llegó un punto en que muchos de ellos tuvieron que cerrarse y declararlos zonas de contención hasta que el contagio de paró. Estamos experimentando miles de nuevos casos en las comunidades inmigrantes comparados con los pocos dígitos de casos entre la comunidad local. Creo que eso es la desigualdad, solo que nosotros no la vemos porque se la esconde, y por eso era importante para mí reflejarla en la pantalla.

Entrevista a Siew Hua Yeo - CineAsia

CineAsia: Tenemos entendido que el proceso de creación de la historia de “A Land Imagined” fue largo (hemos leído de hasta 8 años), pasando bastante tiempo explorando la parte de la ciudad donde viven los inmigrantes. ¿Puede explicarnos el proceso?

Siew Hua Yeo: A través del largo proceso de investigación, pasé muchas semanas en las zonas industriales alejadas al oeste de la isla donde están localizadas la mayoría de las áreas dormitorios de los trabajadores inmigrantes. Quizá fuera un extraño allí, pero me acogieron muy rápidamente y me ofrecieron su confianza y su amistad. Compartieron conmigo sus historias de tristezas y alegrías, lo que se convirtió en la base de mi guion. Y cuando el lenguaje nos fallaba a la hora de comunicarnos, bailábamos. Por eso las escenas de celebraciones con música se convirtieron en momentos cruciales en el film. Esos fueron mis momentos encontrados que traté de plasmar en la película.


A través del largo proceso de investigación, pasé muchas semanas en las zonas industriales alejadas al oeste de la isla donde están localizadas la mayoría de las áreas dormitorios de los trabajadores inmigrantes


CineAsia: Al respecto de esto, me gustaría que nos hablara sobre las localizaciones del film, el cibercafé, las residencias de los inmigrantes… ¿hasta qué punto es importante rodar en localizaciones reales?

Siew Hua Yeo: Como director que tiene una mirada cercana al documental, fui muy insistente en filmar con cuantos menos actores profesionales posibles mejor, y en utilizar cuantas máximas localizaciones reales mejor, como donde trabajan, el lugar de reciclaje de las tierras e incluso los lugares donde juegan, como el cibercafé. Como el propósito del film para mí era mostrar sus condiciones reales, no me interesaba recrear escenarios. De hecho, como la película también va sobre el proceso del reciclaje de la tierra, muchas de las localizaciones que veis en ella, son espacios reales de tierra recuperada, lo que significa que, hasta cierto punto de nuestra historia, esos espacios no existían porque eran solamente agua.

CineAsia: Ese precisamente es uno de los temas centrales que plantea ‘A Land Imagined’: la intervención artificial sobre la naturaleza. Esa ciudad que está mutando y que poco o nada se parece a la ciudad que una vez fue. ¿Qué opina sobre este tema?

Siew Hua Yeo: Eso es exactamente así, es cierto. Hemos crecido a lo largo un 25% más en masa de tierra en pocos años, y si piensas en ello, el país entero se ha transformado radicalmente en muy poco espacio de tiempo, utilizando tecnología humana que indudablemente tiene grandes consecuencias ecológicas. En este proceso hemos negado las formaciones naturales que constaron tanto tiempo en crearse, y hemos construido un paisaje para nosotros mismos que está constantemente mutando y cambiando como las arenas bajo nuestros pies.


Quería preguntarme acerca de la identidad de un país donde la tierra es importada y en el que incluso la mano de obra que la trabaja es importada


CA: La película habla de mano de obra extranjera, pero también de la tierra extranjera, tierra que el país compra a sus países vecinos para crecer en extensión. Me gustaría que nos explicara el vínculo entre ambos elementos, o como lo quiso vincular en su guion.

SHY: Quería preguntarme acerca de la identidad de un país donde la tierra es importada y en el que incluso la mano de obra que la trabaja es importada. ¿Qué pasa con la Historia de las naciones cuando la tierra de la que están hechas pasa a ser mera mercancía? ¿Qué pasa con la intangible mano de obra que se usa para construir estructuras de estabilidad? Mucho de este estado-isla es prestado o comprado e imaginado a nivel de diseño, sin embargo, se paga y se olvida. ¿Qué nos dice todo esto acerca de la manera en la que construimos nuestras identidades, la nuestra y la de nuestro país?

CA: La película también explora la identidad y la alienación de las personas en una ciudad como Singapur, que está pensada para los turistas. ¿era importante reflejarlo en la película?

SHY: Como país que busca constantemente la renovación incentivando la industria del turismo, Singapur cambia tan rápidamente de paisaje que no todo el mundo aquí es capaz de seguir ese ritmo. A través del largo proceso de investigación, pasé muchas semanas en las zonas industriales alejadas al oeste de la isla donde están localizadas la mayoría de las áreas dormitorios de los trabajadores inmigrantes. Muchos de los lugares de mi pasado ya no están, y con ellos mis propios recuerdos. Sin raíces en lugares físicos, uno va a la deriva. Creo que ese “ir sin rumbo” es la razón por la que yo mismo, algunas veces, siento que vivir aquí es como estar en un sueño. Quizá es cómo uno se siente también cuando nos arrancan nuestras raíces y te vas a vivir a algún lugar lejos de tu casa.

CA: Su cine transmite una sensación de ‘espiritualidad’ o ‘estado onírico’ (mezcla muy bien la realidad y el sueño), ¿cómo lo consigue?

SHY: Desde que nuestro mundo se ha convertido en una estructura demasiado rígida, es realmente difícil romper las fronteras de nuestro propio contexto para habitar la vida de otro. Parece que solo en los sueños podemos encontrar un espacio común que compartir por todos, sin importar la clase social o el status, un espacio en el que poder alcanzar al “Otro”. Creo que esta comprensión de cómo estamos definitivamente todos conectados es un proceso espiritual, y que la lógica en los sueños no está tan lejos de nuestra experiencia al despertar, más instintiva, así que uno solo tiene que seguir las migas de pan.

CA: Cuando presentó la película ‘A Land Imagined’ en el Festival de Locarno comentó que la película tenía un largo camino hasta su estreno en Singapur. Este llegó el año pasado. ¿Cómo ha recibido la película el público en Singapur?

SHY: Sorprendentemente la película fue muy bien recibida incluso siendo una historia narrada de forma nada convencional o familiar para el público de Singapur. Creo que mucha gente conectó muy fuertemente con el film, y fue muy reconfortante saber que fue el culpable de que se hablara de la clase invisible de los inmigrantes que normalmente no se incluyen en nuestro discurso nacional.

CA: El film ganó el Leopardo de Oro de Locarno en 2018, unos años después de que Anthony Chen ganara la Cámara de Oro en Cannes por ‘Ilo Ilo’. ¿Cómo se sintió? y ¿en qué momento se encuentra su generación de directores?

SHY: Este premio es indudablemente un gran honor y espero que sea una señal de que el público pueden mirar hacia esta parte del mundo por el buen e interesante cine que se hace. La mía aún es una generación muy joven de realizadores y eso es lo que más me escita también, pues hay todavía mucho que crecer y que, definitivamente, el cine puede ser la forma en la que nosotros miremos hacia el futuro.

Una entrevista de Gloria Fernández

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA