MENU

The Medium: Entrevista a su director, Banjong Pisanthanakun

24/02/2022

Conocimos a Banjong Pisanthanakun como uno de los directores que nos acercó el terror desde Tailandia en aquellos años del cambio de milenio en los que el J-Horror hacía estragos. Shutter marcó un punto y aparte. Más adelante, nos sorprendía con una comedia romántica que tomaba la Ola Hallyu como protagonista, Hello Stranger, que programamos en la primera edición del Casa Asia Film Week. Su mayor éxito comercial llegaría al unir la comedia con una de las leyendas sobrenaturales más conocidas del país, en un auténtico fenómeno del cine del sudeste asiático, Pee Mak. Ahora ha regresado al género que le vio nacer, con un film que de nuevo le conecta con Corea. Y así comenzamos nuestra entrevista con el director de The Medium.

CineAsia: Su relación con Corea viene de lejos: en 2007 los protagonistas de su película “Alone”, vivían en Corea y de ahí viajaban a Tailandia; y en 2010 en la comedia “Hello Stranger” de nuevo los protagonistas se trasladaban a Corea a visitar y encontrarse con la “Ola Hallyu”.  

Banjong Pisanthanakun: Mi relación con Corea comenzó con “Alone”, pero fue algo diferente, porque la historia empezaba en Corea. No fue por una razón específica, solo lo escogí por tratarse de un lugar diferente de Tailandia. Soy un verdadero fan de Na Hong-jin, así que en cuanto él me envió el guion de la película me pareció muy interesante, además de la idea de poder colaborar con él. 

CineAsia: En relación con Corea, la pregunta es obligada: ¿Cómo se produjo el encuentro con Na Hong-jing? ¿Quién fue a buscar a quién?  

Banjong Pisanthanakun: Nos conocimos durante un festival de cine que se realizó en el Museo de Arte de Bangkok. Yo tenía que elegir una película para presentar, así que seleccioné “The Chaser” y el director vino a presentarla. Tres años después fue Na Hong-jin quien contactó conmigo para presentarme el guion y hacer la película. 

“Durante el primer año hice mucha investigación viajando por Tailandia, sobre todo por el norte, para conocer a chamanes de lugares diferentes.”

Banjong Pisanthanakun

 CineAsia: Sobre el guion: ¿cómo fue el proceso de documentación? ¿Se adentraron en las tradiciones y el folklore de la zona tailandesa de Isan?  

Banjong Pisanthanakun: Durante el primer año hice mucha investigación viajando por Tailandia, sobre todo por el norte, para conocer a chamanes de lugares diferentes, porque el país está lleno de ellos y ellas. En este proceso estuvimos hablando con muchos, y vimos muchos rituales en cada lugar, algo que nos ayudó para adaptar al guion que ya teníamos. Tuve un buen equipo a la hora de hacer la búsqueda, y al llegar a la zona de Loei estuvimos convencidos de que era el lugar adecuado, porque se parecía mucho a lo que describía Na Hong-jin en el guion original. 

CA: Nombrábamos antes la película “Hello Stranger” y precisamente su actor protagonista, Chantavit Dhanasevi, es coguionista de “The Medium” junto a usted, y es colaborador habitual en sus guiones, tanto de terror puro (los segmentos de “Phobia 1 y 2”), como en esa mezcla de comedia y terror que es “Pee Mak”, además de colaborar con usted también en comedias románticas (“Hello Stranger” y “One Day”). ¿Cuál es su método de trabajo juntos? 

B.P.: El guion original era de Na Hong-jin, y luego lo adaptamos entre yo mismo, Chantavit y otro colaborador más en Tailandia. Chantavit me ayudó mucho en esta película. Cuando leí el guion original, no entendía nada, porque yo no conocía el chamanismo coreano, era un tema que desconocía. Al principio pensaba que era algo específico de Corea, pero al hacer la investigación sobre el chamanismo tailandés, descubrí que había muchos elementos en común. En cuanto a los rituales, los movimientos… así que al final fue un proceso de trabajo conjunto entre Na Hong-jin y nuestro equipo de Tailandia, con Chantavit. 

CA: Tenemos amigos españoles viviendo en Tailandia, y después de bastantes años recorriendo y viviendo en distintos países asiáticos, nos comentan que, literalmente: “aquí en Tailandia, los espíritus se sienten; es una sensación muy extraña que jamás habíamos experimentado en otros países del sudeste asiático”…  

B.P.: Creo que es algo que depende de la persona, si tiene creencias en elementos sobrenaturales o no.  Personalmente no creo en ello, pero también hay que tener en cuenta que en algunos países la población ya tiene creencias desde que nace; desde pequeños ya se nos inculca que existen espíritus o energías que no vemos. Como es algo que no se ve, finalmente creo depende de cada uno.  Pero está ahí, ese miedo, en la gente, en la juventud, así que nos gusta producir películas que nos lleven a esa sensación de terror. Por eso las vemos y las hacemos. 

CA: “The Wailing”, “Midsommar”, “Impetigore”… ¿Por qué cree que en estos momentos ha cobrado tanta fuerza el denominado ‘folk horror’ 

B.P.: Es verdad, hoy en día está muy de moda el folk-horror. Por nuestra parte, nunca pensamos que nuestro film podría entrar en esa categoría, no fue algo consciente, aunque la idea era llevar a la pantalla las tradiciones y ese chamanismo de la zona de Isan. Una vez terminada, sí que nos dimos cuenta de que entraba de lleno en ese folk-horror

CA: En “Shutter”, eran las cámaras fotográficas las que captaban a “los espíritus/fantasmas”… en “The Medium”, es a través de las cámaras de vídeo que nos vamos adentrando en el terror, a través de ese falso documental que funciona muy bien, ¿a quién se debe la utilización de este recurso narrativo?  

B.P.: Ha salido así por casualidad, no hubo intención de que así fuera. En “Shutter” utilicé las cámaras fotográficas para que aparecieran los espíritus, y aquí optamos por utilizar el falso documental, las cámaras de vídeo, para capturar lo sobrenatural que rodea a las protagonistas. Nos pareció interesante utilizar las cámaras de esta forma. 

CA: Con “Shutter” llevó el terror tailandés por todo el mundo, un poco gracias a esa “ola del J-horror” que inició “The Ring”; aunque usted después de “Alone” decidió distanciarse del género por cansancio… Pero ahora con “The Medium”, ¿cómo cree que ha cambiado/evolucionado el género en la industria del cine de su país en estos casi 20 años? 

B.P.: Parece que me hayáis leído el pensamiento, porque fue así… después de rodar “Alone”, me cansé del terror que predominaba. No quería volver al género, pero después de cinco o seis años, comenzaron a surgir varias películas de atmospheric horror, “Hereditary”, “It Follows”, “The Witch”, “The Wailing”… y me llamaron mucho la atención, me devolvieron el interés en el género. Y justo en ese momento, Na Hong-jin me presentó el guion en el que una chica sufre síntomas que no son normales, como si tuviera algo de ella. Ese fue el punto en el que volví a tener ganas de rodar un film de terror. 

Por Víctor Muñoz y Gloria Fernández 

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA