MENU

Fancine se reinventa a sí mismo

12/11/2010

Faltaban unos minutos para las ocho de la noche cuando llegábamos al Teatro Cervantes de Málaga, escenario que acogía el acto inaugural de la 20 edición de Fancine.

Sospechamos que alguien nos seguía unas calles más atrás, pero no le dimos mayor importacia. Antes de cruzar el umbral de teatro, nuestro perseguidor cobró forma. Sir Jacques Tourneau le hubiera conocido, seguro que le habría contratado para la continuación de La Mujer Pantera. Su nombre. Maneki-neko. De profesión: gato asesino. Y a la postre, cartel inaugral de esta 20 edición de un Fancine que mira sin descaro hacia Asia.

Fancine ha sido desde sus orígenes, hace ya veinte años, el único festival de cine ideado, gestionado y organizado por una Universidad pública. Algo que ya de por sí, es todo un logro dentro del sistema universitario español, poco dado a asumir riesgos. En esta edición, el festival ha querido reinventarse a sí mismo, dando un giro hacia su propia esencia: el mundo universitario. Y ya desde los primeros instantes de la gala, quiso dejarlo claro. Una gala que estuvo conducida por tres alumnos de Comunicación Audiovisual, además de alumnos (de interpretación, danza, etc.) que también intervinieron en ella. Al público asistente, sencillamente, nos dejaron sin palabras. Por fin veíamos una inauguración con alma, pasión y amor hacia el mundo del cine. Hacia el género fantástico. Un gran broche de honor a la inauguración de Fancine, que coincidía con la muerte de uno de los productores que más nos hizo soñar con el género fantástico. Seguro que Dino de Laurentis, allí donde ahora se encuentre, sonrió al ver el entusiasmo que despedía esta gala inaugural.

Hablaron Fernando Ocaña, nuevo director del festival, que hizo hincapié en sus raíces en la Universidad de Málaga, y en la oportunidad que ésta le brindaba para volver a esta ciudad. Antonio Banderas, presidente de Honor de Fancine (que a través de un vídeo recordó su pasado universitario, además de disculparse por no acudir a la gala, al estar en estos momentos envuelto en lo que llamó, “la galaxia Almodóvar”), la rectora de Cultura de la UMA, Adelaida de la Calle, que entregó los galardones de Fancine a dos jóvenes talentos: Ivana Vaquero, a la que siempre recoraremos por su papel en El Laberinto del Fauno, y los responsables de la película de animación Planet 51.

Desde aquí no quisiera olvidarme del anterior diretor de la muestra, al que conocimos ahora hace siete años en el Festival de Sitges, cuando CineAsia arrancaba como proyecto. Un saludo para Ramón Reina. Por su gran amor hacia el fantástico.

Ocho días por delante. Conferencias. Cine-forums. Conciertos de bandas sonoras. Presentaciones de libros. Mucho cine. Y sobre todo, mucho cine asiático de género. Si algo tiene de especial esta nueva edición de Fancine es su apuesta por el cine asiático. Binvenidos a Fancine. Bienvenidos a Málaga. ¡Tened cuidado con el gato!

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA