MENU

La frase de la semana: Deepa Metha nos trae un trozo de India en Hijos de la Medianoche

01/07/2013

Esta semana se estrena Hijos de la Medianoche en nuestro país, un film repleto de épica y de magia que narra a través de las peripecias de un grupo de chicos unidos por el vínculo de su nacimiento, la historia de la India desde el momento de su independencia del Raj Británico en 1947. La película es el resultado de la unión de dos grandes de la literatura y el cine: Salman Rushdie y Deepa Metha. Tanto uno como otro han vivido en la diáspora india — Mehta en Canadá, y Rushdie en Gran Bretaña y Estados Unidos—, y ambos tienen raíces similares, complejas y entrelazadas. El resultado es un film que ahonda en un mensaje universal de amor y de redención, que supone a la vez una carta de amor de escritor y cineasta a la que ha sido su tierra natal, India.Deepa Mehta es una de las realizadoras de la nueva ola del ‘parallel cinema’ que más suena fuera de Asia. Paradigma de la hornada de cineastas NRI (non resident indians, indios que residen fuera de su país), es la autora de la trilogía de los elementos formada por Fuego (1996), Tierra (1998) y Agua (2005), a la que ha seguido Cielo (2010), también estrenada en nuestro país.

“Leí por primera vez Hijos de la medianoche en el invierno de 1982, en Delhi. Me impactó muchísimo. Era increíble cómo reflejaba mi propia infancia y adolescencia y, a los ojos de una directora de cine novel de principios de los ochenta, el libro parecía leerse como una película”.

Deepa Mehta, directora de cine que estrena Hijos de la Medianoche.

A las doce en punto de la noche del 15 de agosto de 1947, en el preciso instante en que la India se independiza de Gran Bretaña, en una clínica de Bombay nacen dos bebés que son intercambiados por una comadrona. Saleem Sinai, hijo ilegítimo de una mujer pobre, y Shiva, hijo de un matrimonio rico, truecan así sus destinos. Pero sus vidas se entrelazan de forma misteriosa y quedan vinculadas indisolublemente a la tumultuosa historia de la India, jalonada por victorias y desastres.

A lo largo de esta semana iremos profundizando en la figura de la cineasta india Deepa Mehta, recorriendo su carrera realizada al margen de la industria de Bollywood, y desde la diáspora (en Cánada). Hablaremos de esta corriente, conocida como la de los Indian Non Residents, comparándola con la de varias de sus colegas. Repasaremos la filmografía de la realizadora, y veremos como Agua se convirtió en el año de su estreno en el film asiático más visto en nuestro país. No nos olvidaremos de Hijos de la Medianoche, de la que apuntaremos varias notas de su producción, para el viernes acercaros la premiere de la película.

Entradas relacionadas:

El texto de Hijos de la Medianoche: la novela de Salman Rushdie

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA