MENU

La frase de la semana: Un diablo llega a la cartelera española, el coreano Kim Jee-woon

28/01/2013

En el Festival Internacional de Cine de San Sebastián de hace dos años, tuvimos el placer de charlar largo y tendido con el director coreano Kim Jee-woon que presentaba ante una ‘alucinada’ audiencia Encontré al Diablo, película que ese mismo año también se presentó en Sitges. Casi  una hora de entrevista da para mucho y tuvimos tiempo para preguntarle no sólo por su última película sino también de hacer un repaso de su filmografía en general y que nos contara sus próximos proyectos. Uno de ellos el embarcarse en su primera aventura americana: The Last Stand (El Último Desafio), que supone el regreso al cine de acción de el ex gobernador de California, Arnold Schwarzenegger.

“La mayor diferencia entre rodar en Corea o Estados Unidos es el sistema mismo. En Corea, el director tiene la última palabra. Si el director toma una decisión, esa decisión es definitiva. En Hollywood, cada decisión tiene que pasar por el productor, el estudio y, a veces incluso el actor principal. Hay un cierto procedimiento que debe seguirse”. Kim Jee-woon, estrena esta semana en la cartelera española El Último Desafio.

Kim Jee-woon debutó en la gran pantalla con la comedia negra, The Quiet Family. Para su siguiente incursión en el cine, The Foul King, recurrió de nuevo a la comedia para sumergirse en el mundo del deporte y presentar a un sumiso oficinista que se convierte en luchador de lucha libre por las noches. Consiguió un gran éxito de taquilla. Su tercer largometraje, Dos Hermanas, una sutil cinta de misterio/terror, captó la atención de Hollywood y de la comunidad cinematográfica internacional. DreamWorks lanzó la adaptación estadounidense de la película en 2008 titulada Presencias Extrañas. Su siguiente lanzamiento cinematográfico, A Bittersweet Life, fue un estilizado thriller negro que a menudo recibe el distintivo de obra maestra por la manera en la que profundiza en un ecléctico grupo de personajes y la innovadora realización de las escenas de acción, y que el pasado año se editó en nuestro país. En 2008, se aventuró con el cine del oeste sin perder su toque habitual, para filmar el primer kimchi-western de la historia, El Bueno, el Malo y el Raro, un film que transcurre en Manchuria en la década de 1930, un escenario poblado de forajidos a caballo y trenes de vapor. Se convirtió en la película más taquillera del año en Corea y se proyectó fuera de concurso en el Festival de Cannes de 2008. Su siguiente trabajo fue el perturbador thriller Encontré al diablo, la impactante historia de muerte y venganza protagonizada por Choi Min-sik y Lee Byung-hun. Con El Último Desafio, se estrena en el mercado americano.

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA

[contact-form to=”cineasia@cineasia.net” subject=”Suscripción Newsletter CineAsia”][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”1″][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”1″][contact-field label=”Localidad” type=”text”][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea”][/contact-form]