MENU

La ruleta de la fortuna y la fantasía: tres historias acerca de la felicidad

06/11/2021

Ha sucedido en contadas ocasiones a lo largo de la historia del cine que un mismo director se alce con dos galardones en un mismo año, por diferentes películas, en dos de los festivales internacionales más importantes del mundo. Este es el caso del realizador japonés Ryusuke Hamaguchi. Ganador en el Festival de cine de Berlín del Gran Premio del Jurado por La rueta de la fortuna y la fantasía (que se acaba de estrenar en cines), y del Mejor Guion en el Festival de Cannes por Drive my Car (film que se estrenará en 2022 en España).

Ryusuke Hamaguchi ya llevaba sonando entre los críticos de cine desde hacía tiempo, pero aún era desconocido para el gran público. El realizador había iniciado su paso por festivales internacionales hacía más de diez años con su opera prima Passion (2008) que se proyectaría en la sección Nuevos directores, del Festival de cine de San Sebastián, mientras que, en la Sección Oficial, Hirokazu Koreeda presentaba Still Walking (Caminando). El director nos reconoció en San Sebastián que en ese momento de su carrera estaba muy tranquilo, y el anonimato le permitió pasear por la Concha y conocer la ciudad de Donosti. Sin embargo, durante un paseo una mujer le paró y le comentó que le había gustado mucho su película, algo que todavía recuerda y que le animó a seguir dirigiendo.

Happy Hour (una película que supera las cinco horas de duración y que Filmin ha dividido en tres partes para facilitar su visionado) recibió el premio al mejor guion en el Festival de cine de Locarno. Un fim que explora el estado afectivo y profesional de la mujer japonesa que ha sobrepasado la treintena. Luego llegaría ASAKO I y II (2018), que fue seleccionada en el Festival de cine de Cannes, y que trata del amor de una mujer hacia dos personas que se parecen mucho… O puede que sea la misma.

La ruleta de la fortuna y la fantasía es una película dividida en tres capítulos. Tres historias que el realizador imaginó entre varios de sus rodajes. Tres historias impulsadas por el azar y la imaginación, en la que las mujeres vuelven a tener el protagonismo, como sucede a lo largo de la filmografía de Hamaguchi. El tema del azar es algo que siempre le ha interesado al director, y por encima de todo, brillan los diálogos (que el director trabaja junto a sus actores de una manera muy especial).

En el primer capítulo, Magia (o algo menos reconfortante), dos amigas se reencuentran en un rodaje (una de ellas es la actriz y la otra la asistente de dirección). En el transcurso de su viaje en el taxi que ha de llevarlas a casa hablarán de sus intimidades. Hasta que la sorpresa alcanza a una de ellas. El segundo capítulo, Una Puerta abierta de par en par, es una delicia en la que el director se traslada al ambiente universitario y a la manía que tiene un profesor de tener la puerta de su despacho abierta. Una de sus estudiantes le visitará… y le leerá un capítulo de la novela por la que ha sido galardonado. Un fragmento sutil y sensual en el que la palabra domina la función. El film finaliza con Una vez más. Un reencuentro, un encuentro, en el que dos amigas realizan un viaje hacia la infancia y hacia sus vidas, con un final tan sorprendente como mágico.

Hay películas que te hacen salir del cine sonriendo y pensando que la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas… Como la de encontrarte en una sala viendo una película. Es el caso de La ruleta de la fortuna y la fantasía.

Una crítica de Enrique Garcelán (CineAsia)

Comentarios

[…] películas de las que ya se ha hablado —y se seguirá hablando— mucho: Drive My Car y La ruleta de la Fortuna y la Fantasía, del director japonés Ryusuke Hamaguchi. Ambas películas son candidatas a la mejor película […]

Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA