MENU

Las 10 películas de artes marciales de la historia

18/08/2020

Vaya por delante que siempre que puedo evito las listas. Sobre todo cuando se acerca la temporada invernal y se suele hacer balance de las mejores películas vistas del año. Pero también es verdad, como decía Bruce Lee, que ‘la simplicidad es la clave de la brillantez’. Así que no se me ocurre una forma más directa y sencilla de repasar mi particular historia con el cine de las artes marciales. Ni soy un erudito en la materia ni un especialista en el género. Está claro que no es una lista definitiva. No pretende serlo. Es un repaso a aquellas películas que me marcaron de crío en los cines del barrio y que lo han seguido haciendo a lo largo del tiempo.

Con respecto a las diez películas escogidos, espero que las disfrutéis (si hay alguna que no habéis visto), que las recordéis con cariño (en el caso de que os hayan gustado), o que simplemente las olvidéis (si no os han aportado nada). Para esos están.

Seguiré un orden cronológico para presentarlas:

El furor del dragón (Bruce Lee, 1972)

Una frase: Bruce Lee se hace inmortal en el Coliseo romano.

En pocas palabras: La película sigue al joven Tang (Bruce Lee) que llega a Roma con la misión de ayudar a un familiar en un restaurante. Sin embargo, el local está amenazado por la mafia local, que después de varios altercados, contratará a un asesino a sueldo estadounidense, Colt (Chuck Norris), que retará a Tang a muerte en el Coliseo romano.

Acerca de la producción: Después de las dos primeras películas de Bruce Lee para la Golden Harvest (la productora rival de la Shaw Brothers dirigida por Raymond Chow), el joven dragón tenía clara una cosa: no volvería a ser dirigido por Lo Wei (el realizador de sus dos primeras películas como protagonista: Kárate a muerte en Bangkok y Furia oriental). Bruce Lee funda junto a Raymond Chow la productora Concord Films y convirtiéndose en director, guionista y protagonista de su siguiente film, The Way of the Dragon (El furor del dragón 1972). Antes de su estreno, el ajustado presupuesto inicial de la película de 130.000 dólares ya estaba cubierto por las preventas solo en Taiwán. Tras su estreno, la película consiguió HK $ 5.307.350,50 en la taquilla de Hong Kong, batiendo los récords previos establecidos por las propias películas de Lee, convirtiéndose en la película más taquillera del año en Hong Kong. En su explotación comercial, el film acabaría recaudando 130 millones de dólares. Un éxito a lo grande.

La secuencia: La pelea entre Tang y Colt. Bruce Lee frente a Chuck Norris. El kung fu frente al karate. Una secuencia que por momentos recuerda a un western, y con un gatito como invitado especial de la función.


Las 36 cámaras de Shaolin (Liu Chia-Liang, 1978)

Una frase: Un budista debe combatir el mal.

En pocas palabras: La historia de Las 36 cámaras de Shaolin es la lucha del opresor contra el pueblo oprimido. Los invasores Manchúes liderados por el todopoderoso general Tien y sus esbirros, someterán al pueblo que se refugia en Cantón. El joven Liu (Gordon Liu), tras la muerte de su padre y de su maestro, deberá abandonar su pueblo para refugiarse en un templo Shaolin, con la esperanza de que sea adiestrado en las artes marciales y pueda consumar su venganza. Pero el camino no será tan fácil.

Acerca de la producción: Tras el paréntesis que supuso la estrella de Bruce Lee en la Golden Harvest (una estrella que se apagó, inicialmente, con su muerte en 1973), la Shaw Brothers, la gran productora hongkonesa que había dominado la taquilla de Hong Kong en los años 50 y 60, regresa a la primera línea gracias a un director de la casa, Liu Chia-Liang (son célebres todas las películas que realizó para el estudio entre 1970-1980, convirtiendo en estrellas marciales a nombres como los de Gordon Liu o Jackie Chan). La película está considerada por muchos como una de las grandes películas de artes marciales de la historia. Es reconocido que, además de las coreografías, las películas de Liu Chia-Liang, contaban con una sólida historia (en este caso escrita por Kuang Ni).

La secuencia: El adiestramiento de Liu (al que en el templo se conocerá como San Te) en el templo Shaolin. El ver cómo Gordon Liu supera una tras otra las 35 cámaras para llegar a convertirse en uno de los monjes del templo, es el ejemplo de cómo una película de artes marciales puede convertirse en una obra maestra.


El mono borracho en el ojo del tigre (Yuen Woo-Ping, 1978)

Una frase: Jackie Chan, de oficio artista marcial y humorista

En pocas palabras: Tanto La serpiente a la sombra del águila (1978) como El mono borracho en el ojo del tigre/Drunken Master (1979) se convierten instantáneamente en dos de las películas más influyentes de la historia del cine de las artes marciales. Prácticamente calcos entre sí, la historia del luchador rebelde y perdedor (en este caso Jackie Chan, dando vida al gran maestro de las artes marciales Wong Fei-Hung) que aprende un arte marcial inverosímil de manos de un viejo borracho y/o vagabundo, se repetiría hasta la saciedad.

Acerca de la producción: Ng See-Yuen tenía una larga carrera como productor independiente desde que fundara la Seasonal Films tras abandonar la Shaw Bros., consiguiendo numerosos hits del cine de kung fu protagonizados en su mayoría por estrellas taiwanesas o coreanas. La película presenta el sistema de lucha Hung Ga, que históricamente fue practicado por Wong Fei-Hung y su padre Wong Kei-ying, ambos personajes principales de la película. El film arrasó en todos los mercados asiáticos en los que se estrenó: en Hong Kong con más de 1’5 millones de dólares, se convirtió en la segunda película más vista del año, mientras que en Japón y Corea sería el film más visto de 1979. La leyenda del luchador borracho (Drunken Master II) es considerada la única secuela oficial de la película, protagonizada también por Jackie Chan.  

La secuencia: El primer encuentro entre Wong Fei-hung (Jackie Chan) con el que se convertirá en su instructor, Beggar So (Yuen Hsiao-Tien). Un derroche de diversión y de artes marciales.


Érase una vez en China (Tsui Hark, 1991)

Una frase: La saga definitiva acerca de la figura de Wong Fei-Hun.

En pocas palabras: Ambientada en Cantón en 1985, la película narra la historia del legendario y sabio maestro de kung fu Wong Fei-Hun (Jet Li). El tema central de la película es la tirantez en las relaciones de China con los extranjeros invasores debido a la amenaza que sufren las tradiciones y la cultura oriental. Por otro lado, cada vez las armas de fuego se imponen a la eficacia de las artes marciales. Por ello, Wong tomará el control de la milicia local para enfrentarse a los corruptos extranjeros.

Acerca de la producción: Érase una vez en China es una franquicia de cine y de la televisión de Hong Kong creada y producida por Tsui Hark, que consta de seis películas y una serie de televisión estrenadas entre 1991 y 1997. Tsui dirigió cuatro de las películas y coescribió las cinco primeras, así como un episodio de la serie de televisión. Las películas y la serie relatan hazañas y aventuras (ficcionadas) del maestro de artes marciales chino de la vida real y héroe popular de etnia cantonesa, Wong Fei-Hung, que en la serie es interpretado por Jet Li en las tres primeras películas y en la que cierra la saga; y Vincent Zhao en la cuarta y quinta, además de la serie de televisión. La primera película de la saga estrenada en Hong Kong el 15 de diciembre se convirtió en la película más vista del año con una cifra astronómica de más de 3,5 millones de dólares, algo que solo se explica por el enorme tirón que habían vuelto a tener las artes marciales en los años 90.

La secuencia: La escena inicial en la que Jet Li practica artes marciales junto con un enorme grupo de alumnos: Nos avisa de que vamos a ver una película realmente épica.


Hero (Zhang Yimou, 2002)

Una frase: Las artes marciales alcanzan la perfección cromática.

En pocas palabras: Nos encontramos en la China de los siete reinos. El rey Qin vivía obsesionado con la idea de unificar China y convertirse en el primer Emperador. Por este motivo hubo varios asesinos contratados con el fin de acabar con él. Cuando ‘Sin Nmbre’ (Jet Li), llegue al palacio con las armas de los presuntos asesinos, el rey se mostrará impaciente por conocer su historia.

Acerca de la producción: Tras el éxito internacional de Tigre y Dragón (2000), que se convertía en la primera película de Taiwán en ganar el Oscar a la Mejor película de habla no inglesa, la cinematografía china puso toda la maquinaria a trabajar para filmar la mejor cinta de artes marciales antes vista. El trabajo recayó en Zhang Yimou, director de la denominada Quinta Generación. Zhang Yimou colaboró ​​con el director de fotografía australiano Christopher Doyle para ayudar a realizar su plan de dividir visualmente la película en cinco capítulos, cada uno dominado por un color particular. Inicialmente, Zhang había querido utilizar diferentes directores de fotografía y estilos de filmación, pero eso no se pudo llevar a cabo. Doyle comparó la historia con la de Rashomon, ya que tiene un narrador principal e historias dentro que actúan como muñecas rusas. Las historias están dominadas por los colores rojo, azul y blanco. La historia general es más oscura con tonos de negro, y los flashbacks se muestran en verdes vibrantes. Los colores se eligieron por motivos estéticos, no simbólicos, y los colores naranja y rosa no se consideraron como opciones. Hero logró una taquilla de 53,7 millones en Estados Unidos, a los que hay que añadir los 123 millones más (en el resto de países) para un total de 177 millones de dólares en su explotación mundial.

Una secuencia: La secuencia en la que las hojas caen de los árboles y la joven Zhang Ziyi se enfrentará a Maggie Cheung, con predominio del color rojo. Una maravilla.


Ong-Bak (Prachya Pinkaew, 2003)

Una frase: La revolución de las artes marciales llega desde Tailandia.

En pocas palabras: Ong-Bak es el nombre que recibe una estatua de Buda custodiada en un templo de Tailandia. Un antiguo habitante del poblado se apodera de la cabeza de dicha divinidad con el único propósito de ganarse los favores de un gángster local. Lo que para él sólo significa una prueba de fidelidad, es considerado un cataclismo para su pueblo que se desespera lanzando una búsqueda masiva de la cabeza dorada. Pero el elegido para recuperarla será un huérfano, criado por un monje del templo, heredero de un antiguo arte marcial, una letal variante del Muay Thai.

Acerca de la producción: Pocas veces en el mundo del cine de artes marciales una película ha causado tanta revolución entre el aficionado como esta producción tailandesa. Las artes marciales tienen ya nombres de oro que serán eternos, como Bruce Lee, Gordon Liu, Jackie Chan, Jet Li… Pero pese a todo lo que hayamos visto, nunca hemos visto nada como esta película. En Ong-Bak la acción es real. Así como suena. No hablamos tanto del empeño del coreógrafo y nombre mítico del cine de acción thai Panna Ritthikrai por reproducir movimientos y técnicas casi olvidadas del Muay Thai más genuino, sino de su interpretación y exhibición atlética. Gimnasta, acróbata y luchador, Tony Ja (occidentalización de su nombre real Phanom Yeerum, a todas luces complejo para el aficionado no tailandés) reinventa, con su agilidad y proezas sobrehumanas, lo que siempre se ha conocido como coreografías de artes marciales.

La premier de la película en el Festival de cine de Sitges se convirtió en una fiesta. El público por fin había encontrado la película de artes marciales que quería ver.

La secuencia: Sin duda la que acontece en un mercado tailandés, en la que un jovencísimo Tony Ja demuestra su agilidad y hace saltar al espectador de la butaca.


Ip Man (Wilson Yip, 2008)

Una frase: El homenaje cinematográfico a Ip Man: el maestro de Bruce Lee

En pocas palabras: Año 1935, Ip Man vive en Foshan (provincia de Cantón) junto con su mujer y su hijo. A pesar de ser maestro de artes marciales nunca se ha planteado crear una escuela de Kung fu. Con la invasión japonesa, la familia de Ip Man tiene que abandonar su hogar que se convierte en el centro de mando del ejército japonés… Y pondrá al maestro de Wing Chun en la tesitura de defender el honor del pueblo chino.

Acerca de la producción: El origen de la producción de la saga de Ip Man lo encontraréis en el reportaje Ip Man: la leyenda de las artes marciales. La película fue dirigida por Wilson Yip (SPL, Dragon Tiger Gate, Flashpoint) y está protagonizada por Donnie Yen como Ip Man. Cuenta con la coreografía de artes marciales a cargo de una de las grandes estrellas de las artes marciales, Sammo Hung. El reparto incluye a Simon Yam, Lynn Hung, Lam Ka-tung, Hiroyuki Ikeuchi y Tenma Shibuya. Es una coproducción entre China y Hong Kong, la última película distribuida por Mandarin Films. Se estrenó en Beijing el 10 de diciembre de 2008 y en Hong Kong el 19 de diciembre de 2008, recibiendo elogios generalizados de la crítica y el público. Antes del estreno de la película, Raymond Wong anunció que habría una secuela; una segunda entrega titulada Ip Man 2, a la que seguirían dos más hasta cerrar la saga. Ip Man recaudó más de 21 millones de dólares en todo el mundo, a pesar de no haber sido estrenada en Estados Unidos y la mayor parte de Europa. Tras su éxito, la película fue nominada a 12 premios de cine de Hong Kong, ganando los premios a Mejor Película y Mejor Coreografía de Acción.

La secuencia: Hay muchas a lo largo de toda la saga. En la primera, sin duda, el combate entre Ip Man y 10 soldados japoneses. Y en Ip Man 4, el cierre de la película, con imágenes de toda la vida de Ip Man.


The Raid (Gareth Evans, 2011)

La frase: La Jungla de Cristal tiene por fin su versión en formato de artes marciales.

En pocas palabras: Jakarta. 20 hombres del cuerpo de élite de la policía, un edificio de 30 plantas destartalado por fuera y lleno de trampas por dentro, que sirve como refugio a los criminales más peligrosos de Indonesia. Pero la operación no sale según lo previsto, y los policías se encontrarán atrapados en el edificio, sin escapatoria posible y rodeados de asesinos y gángsters.

Acerca de la producción: Tras el estreno de su primera película Merantau, Gareth Evans (director de origen galés pero afincado en Indonesia) y sus productores comenzaron a trabajar en un proyecto cinematográfico llamado Berandal (en indonesio ‘Matones’). Una película de gángsters carcelarios a gran escala destinada al mercado internacional. Tras un año y medio, la producción se encalló por falta de financiación. Gareth Evans decidió simplificar la historia con un presupuesto menor. Este es el origen the The Raid. Evans quería The Raid fuera muy diferente de Merantau en términos de ritmo, quería que se convirtiera en una película de acción de principio a fin.

Las dos proyecciones de The Raid en el Festival de Sitges del año pasado se convirtieron en una fiesta para el público. Desde los minutos iniciales del film, donde el director deja claras sus intenciones hasta los títulos de crédito finales, la película se convierte en el film con mayor reparto de hostias por metro cuadrado de la historia reciente de películas de acción.

La secuencia: Iko Uwais pasea por un pasillo del edificio repleto de cadáveres, hasta que…


The Grandmaster (Wong Kar-wai, 2013)

La frase: La búsqueda del tiempo perdido a través de las artes marciales.

En pocas palabras: The Grandmaster es un relato sobre las artes marciales y el alma de la civilización china. Dos maestros de kung fu, Ip Man (Tony Leung), el maestro de Bruce Lee, y la bella Gong Er (Zhang Ziyi) se reúnen en la ciudad natal de Ip Man en vísperas de la invasión japonesa de 1936. Historia de amor, de traición y honor. El intento de un genio a la búsqueda intrínseca de un nuevo lenguaje para el cine de artes marciales y del propio “wuxia pian”.

Acerca de la producción: El origen de la película tuvo lugar en Argentina, en 1996, durante el rodaje de Happy Together (ganadora del Premio al Mejor Director en Cannes 1997). Wong Kar-Wai pasó por delante de un quiosco de periódicos y vio una revista con la foto de Bruce Lee en la portada. Le sorprendió que veinte años después de su muerte, Bruce Lee siguiera siendo un icono a nivel mundial.

El realizador hongkonés descubrió que Ip Man era uno de los numerosos maestros de Kung Fu que se habían instalado en Hong Kong a principios de los años cincuenta. En algunas calles era casi imposible contar el número de academias de Kung Fu que había. Las rivalidades afloraban, y la competencia era intensa. La idea original de WKW era contar la historia de un maestro de una de esas calles. Pero a medida que se documentaba, se dio cuenta de que en realidad quería contar la historia del mundo de las artes marciales durante la época republicana (1911-49), la edad dorada del Kung Fu chino, sus rivalidades, tragedias y misterios. Fueron necesarios seis años para la planificación, y tres años de producción para llevar a buen puerto The Grandmaster, esta épica historia inspirada en la vida y la época de Ip Man.

La secuencia: Ip Man (Tony Leung), rodeado por un grupo de contrincantes, lucha en las calles de Foshan bajo la lluvia.


Rise of the Legend (Roy Chow, 2014)

La frase: El inmortal Wong Fei-Hung en formato nuevas generaciones toma la imagen de Eddie Peng

En pocas palabras: Para ganarse al capo de su banda, un joven prodigio del kung-fu ataca al líder rival, aunque sus planes a largo plazo tienen peligrosas repercusiones. Eddie Peng se pone en la piel del legendario maestro de las artes marciales Wong Fei-Hung en esta excelente muestra del género dirigida por Roy Chow en 2014.

Sobre la producción: Nueva incursión sobre el héroe histórico marcial Wong Fei-Hung, que vivió y protagonizó una revolución proletaria nada silenciosa a finales del siglo XIX, coincidiendo con el final de la tumultuosa dinastía Qing y la lucha interina de muchos clanes (léase tríadas) por controlar el tráfico del opio. En esta ocasión se centra en las rebeldes juventudes del otrora maestro de las artes marciales y doctor de acupuntura Fei-hung, símbolo iconográfico de las clases sociales más desfavorecidas e icono cinéfilo desde tiempos en que el cine hongkonés y chino aún se encontraba en estado de germinación. Precisamente, esta coproducción (en la que incluso ha aportado capital la misma Universal Pictures) pretende situar al personaje en el punto de mira de las nuevas audiencias (algo que sucede en ambas cinematografías cada cierto tiempo con sus incunables héroes locales).

La secuencia: Imposible quedarse con una secuencia de acción: nos quedamos con las escenas de acción en su conjunto.

Un reortaje de Enrique Garcelán

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA

[contact-form to=”cineasia@cineasia.net” subject=”Suscripción Newsletter CineAsia”][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”1″][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”1″][contact-field label=”Localidad” type=”text”][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea”][/contact-form]