MENU

Presencia asiática en el Festival de Cannes 2013

15/05/2013

Del 15 al 26 de Mayo a todos aquellos privilegiados que tengan la suerte de acudir a la 66ª Edición del Festival de Cine de Cannes se les presenta una oportunidad única de poder ver una cantidad bastante interesante de producciones de reciente creación provenientes de las distintas cinematografías orientales.  Sólo echando un vistazo a su sección oficial ya se nos hace la boca agua, ya que se presentarán los últimos trabajos de tres cineastas tan insobornables como recomendables: los japoneses Hirokazu Koreeda y Takashi Miike (a quien si Dios o Buda quiere, tendremos la oportunidad de disfrutar con su presencia en el próximo Festival de Sitges), y el chino Jia Zhangke.

Koreeda, quien participa en el certamen por tercera vez, trae bajo el brazo un melodrama que tiene una pinta estupenda: Like Father, Like Son (Soshite Chichi ni Naru, 2013). La trama se centra en la peripecia de dos familias a las que se les informa de que sus hijos de seis años fueron intercambiados al nacer. Esta anómala circunstancia hará que los respectivos progenitores se replanteen su papel hasta ahora para con sus hijos, enfrentándose a sí mismos cuando se encuentran con un auténtico muro por primera vez en su vida. El versátil (qué bien le sienta el adjetivo al amigo)Takashi Miike, por su parte, presentará Shield of Straw (Wara no Taste, 2013), que cuenta la historia de un sospechoso de asesinato (rol que interpreta Tatsuya Fujiwara, visto en Battle Royale) que tiene que luchar por sobrevivir como sea ya que el abuelo multimillonario de la víctima ha ofrecido la nada despreciable cifra de un billón de yens a quien se lo entregue, sea vivo o muerto (desde aquí cruzamos los dedos para que, tanto ésta muy apetecible película, como otra que ya tiene a punto de estrenar, Lessons of the Evil, se puedan ver en el Festival de Cine Fantástico por excelencia, o sea Sitges 2013). Por último, y aunque no se trate precisamente de un realizador seguido por las masas, Jia Zhangke (un director como la copa de un pino, dicho sea de paso), nos traerá A Touch of Sin (Tian Zhu Ding, 2013),  que trata de cuatro personas que viven en diferentes zonas de la China Continental y que por designios del destino verán cómo sus vidas se entrelazarán, tomando como base el hecho de que ninguno de ellas se encuentra cómoda en su lugar de residencia. La película está protagonizada por Jiang Wu (Wu Xia), Wang Baoquiang (Lost in Thailand), Zhang Jiayi (no confundir con la celebérrima Zhang Ziyi) y Zhao Tao (a quien algunos recordarán como la protagonista de La Pequeña Venecia, también conocida como Shun-Li y el Poeta). El realizador de películas tan recomendables como Still Life o The World ha manifestado que a la hora de rodar quiso dotar al proyecto de un marcado espíritu wuxia, aunque la película esté ambientada en la época moderna. También ha comentado en alguna entrevista que su título es un homenaje a A Touch of Zen, un film wuxia de 1971 dirigido por King Hu conocida por ser la primera producción en lengua china que alcanzó cierto prestigio internacional.

Aunque con sólo poder ver estas tres auténticas pre-joyas del Séptimo Arte ya nos daríamos con un canto en los dientes, el éxtasis absoluto llega cuando repasamos otras producciones asiáticas que se podrán visionar en las distintas secciones de este festival seminal. Y, sino, ¿qué les parece acudir a una sesión de medianoche a ver el último proyecto de Johnnie To? No es mal plan, ¿eh? To preestrenará en la Croisette el thriller de acción Blind Detective (MangTan, 2013), con Andy Lau como protagonista absoluto, quien da vida a un ex-policía que se vio obligado a dejar el cuerpo debido a una inoportuna ceguera y que ahora se dedica a resolver casos por su cuenta que suelen tener como premio una alta recompensa. En el caso del robo a un banco, donde parece intuir al responsable, contará con la ayuda de una guapa detective (Sammy Cheung, vista en Infernal Affairs) a la que ayudará en sus pesquisas.

También en horas intempestivas se podrá acudir a ver la producción india Monsoon Shootout, dirigida por Amit Kumar, en el que es su primer trabajo en el terreno del largometraje. Estamos ante un thriller existencial en el que un policía novato está a punto de atrapar a un peligroso mafioso. Es en ese momento cuando le asaltan las dudas, ¿y si resulta que estoy abatiendo a un inocente? La gracia del tema estriba en que el film se bifurca en tres posibles líneas que se corresponden a lo que ocurriría en las tres posibles soluciones que se le ocurren al policía. Si la propuesta está a la altura de la sinopsis, puede que estemos ante uno de los films indios de la temporada. Y sin dejar la nación india de lado, indicar que el Festival tiene previsto celebrar una sesión especial o “Gala de Honor” dedicada a la India donde se proyectará Bombay Talkies, una antología formada por cuatro cortometrajes dirigidos respectivamente por Anurag Kashyap, Dibakar Barnerjee, Zoya Akhtar y Karan Johar con la que se conmemoran los cien años del inicio del cine indio en la era moderna.

Propuestas menos mastodónticas pero no por ello menos interesantes se podrán ver también en la sección ‘Un Certain Regard’ del Festival. Entre ellas el nuevo trabajo del filipino Lav Diaz, un drama que dura nada más y nada menos que cuatro horas titulado Norte, Hangganan ng Kasaysayan; el film iraní Anonymous, realizado por Mohammad Rasoulof; el hongkonés Bends, de Flora Lau, en el que supone su debut en la dirección (nos explica la historia romántica entre una mujer adinerada y su chófer); y por último la también filipina Death March, de Adolfo Alix Jr., una “marcha de la muerte” que nos cuenta el traslado forzoso de 76.000 prisioneros de guerra americanos y filipinos por parte del ejército japonés.

Y por si fuera poco el Festival ha tenido a bien deleitar a los presentes con la recuperación de algunos clásicos orientales que volverán a lucir en pantalla grande como ya hicieran antaño. Del siempre imprescindible Yasujiru Ozu se ha escogido para la ocasión El Sabor del Sake, (Sanma no Aji, 1962), la historia de un viudo que vive con su hija de veinticuatro años, a la que intentará casar por todos los medios al considerar injusto que la joven sólo viva para cuidarlo. Por otro lado, también se verá la restauración del film indio Charulata (1964) de Satyajit Ray, la cual nos habla de una mujer de la alta sociedad bengalí y de su vida ociosa. El último film clásico que se proyectará será Visions of Eight, una película rodada por ocho cineastas de distintos lugares del planeta entre los que se encuentra el japonés Kon Ichikawa.

Como se puede apreciar, un atracón de buen cine oriental que se van a dar tanto público, prensa y jurado (entre los que destaca la presencia de Ang Lee, Naomi Kawase y la actriz india Vidya Balan) en los próximos días. ¿Envidia? Mucha, pero sana.

Por nuestro colaborador Francisco Nieto

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA