MENU

TIFF 2014: Buscando consolidar un nuevo formato de festival

23/10/2014

Comienza una nueva edición del Tokyo International Film Festival, la número 27, y lo hace con voluntad de renovarse. El TIFF nació queriendo dar el sorpasso al festival de Hong Kong y se ha encontrado con que, inesperadamente, el más reciente festival de Busan acababa por atraerse toda la atención en el contexto asiático. Así, en constante pugna por ser el festival y mercado audiovisual de referencia en Asia, el festival trata de transformarse para ganar terreno.

Blog1El año pasado se renovó el equipo directivo, que en su segunda edición al timón ya empiezan a mostrar sus cartas. Un cambio evidente es el de la imagen del certamen, que ha abandonado un logo bastante desafortunado, a mi entender, por una imagen mucho más sobria, con una contundente rotulación negra y blanca. Hablando de colores, en los últimos años habían optado por una llamativa alfombra verde para los desfiles de figuras. Parece que no acabó de funcionar el reclamo porqué se vuelve a la clásica y reconocible alfombra roja. Estas cuestiones, tan golosas para la prensa, son observadas con celo en este país. El festival ha hecho un esfuerzo por traer diversas figuras de renombre, más allá de los realizadores y actores de las películas en exhibición. Así, la actriz Miki Nakatani ha sido nombrada “musa” del festival, un cargo bastante cursi, pero parece que es atractivo para la afición local contar con un rostro famoso que se erija en imagen del acontecimiento.

En el apartado de actividades paralelas, destacan un festival gastronómico con reputados chefs de la ciudad, un encuentro masivo de cosplay o los conciertos de diversos estilos musicales, abiertos a todo el público, que se van a ir produciendo en el recinto de Roppongi Hills, donde se ubican tradicionalmente tanto las salas de proyección como las oficinas de organización y el centro de prensa del festival.

Blog2A esta ubicación, y a la de la isla de Odaiba donde se organiza el mercado cinematográfico, en esta edición se añaden algunas pantallas más en la zona de Nihonbashi, que será la sede del homenaje, que incluye retrospectiva integral, al afamado cineasta –por un momento he estado a punto de escribir animador, pero es un todoterreno que se ha atrevido con todo el registro del audiovisual– Hideaki Anno. Junto a sus películas, series de televisión, videoclips y demás formatos, se podrá asistir a charlas y conferencias sobre su obra, así como a una exposición de reproducciones de algunos de sus personajes emblemáticos.

Más actividades y lugares emblemáticos, el renovado teatro Kabukiza acogerá una sesión especial que aunará el cine de Chaplin con la representación del kabuki, formato teatral por el que legendario cineasta británico sentía gran admiración y que se utilizará para homenajearle. También se instituye un premio especial bautizado como Samurai Award. El honor de ser los primeros en recibirlo ha recaído en el inefable Takeshi Kitano por la parte local, junto a una figura no menos reconocible como la de Tim Burton. Por cierto, la imagineria burtoniana, seguramente no por casualidad, es omnipresente en el recinto comercial de Roppongi Hills, con motivo de la decoración por la campaña de Halloween.

Blog3Como se aprecia, es notable la intención de dar visibilidad internacional a la cultura del país, que se complementa con una importante presencia de películas de factura nacional. En este sentido, destaca la sección Japanese Cinema Splash, orientada al descubrimiento de nuevos valores al ceder la pantalla a directores debutantes del país. También en la sección Special Screenings, que presenta grandes producciones internacionales de orientación comercial, junto a títulos y nombres como los de The Expendables, Big Hero 6, Jean Pierre Jeunet, Wim Wenders, Martin Scorsese o John Lasseter, quien además dará una charla comentando sus afinidades con la cultura nipona, encontramos hasta nueve filmes japoneses. Algunos son tan llamativos y esperados como nuevas entregas de Appleseed o Patlabor, un nuevo trabajo de Mamoru Oshii, o la versión de Parasyte que ha realizado Takashi Yamazaki. Esperemos poder contaros desde aquí algo sobre estas cintas, pero a priori parece haberse puesto complicado por la política de reservas para los visionados, que prioriza los medios impresos y televisivos sobre los digitales. Desde CineAsia hemos solicitado la asistencia, pero la demanda es alta y ya nos hemos quedado fuera de uno de los títulos más esperados, la Pale Moon pálida que protagoniza Rie Miyazaki.

Blog4Aparte de contar con la protagonista de filmes míticos como El ocaso del samurái, la película de Daihachi Yoshida está teniendo un gran seguimiento en los medios por ser la única opción japonesa de llevarse el gran premio, al encuadrarse en la sección oficial. Una selección oficial que llama la atención porque, programa en mano, todas las películas están etiquetadas como drama. Parece una decisión un tanto conservadora y que responde a una concepción algo trillada de qué tipo de películas son las que deben ser apreciadas. Pero no prejuzguemos, sin duda se han elegido filmes de alta calidad en la que no destacan grandes nombres conocidos y en que el bombo está muy repartido, porqué aparte de diversas coproducciones con parte de capital francés, hasta cinco películas, ninguna nacionalidad se repite y el único continente no representado es el africano. En el ambiente flota el título filipino Ruined Heart. Another Love Story Between a Criminal and a whore, que además está protagonizada por todo un ídolo local como Tadanobu Asano, por lo que la expectación nos ha dejado también fuera del pase de prensa. Esperemos que la alta demanda de acreditaciones fuerce la convocatoria de un pase extra, como ha ocurrido en el caso de Pale Moon. Aún por confirmar, crucemos los dedos, estamos esperando conseguir billete para este segundo tren y poderos contar el viaje.

Pero aparte de su propio país, como decíamos, el festival tiene vocación asiática y como tal cuanta con un par de líneas específicas. A la sección Asian Future, que da cancha a directores jóvenes, se une Crosscut Asia, que homenajea la cinematografía de un país concreto, siendo este año el nuevo cine tailandés el que se presenta. Como es marca de fábrica desde el éxito sin precedentes de Fan Chan (My Girl), la mayoría de filmes tailandeses que se podrán ver en el certamen, cinco de nueve, son calificados como “Youth Drama”. Por último, la sección World Focus presenta trabajos de cualquier otro país, aunque aquí también habrá una nutrida presencia asiática, incluyendo algún nombre de sobras conocido como el de Ann Hui y cinematografías algo menos visibles como Kazajstán o Iraq.

En definitiva, todo dispuesto para un prometedor atracón de cine asiático. Y nosotros preparados para disfrutar y compartir con vosotros el banquete.

Una crónica de José Montaño

Comentarios
Deja tus comentarios

Cerrar

DESEO SUSCRIBIRME

A LA NEWSLETTER DE CINEASIA

[contact-form to=”cineasia@cineasia.net” subject=”Suscripción Newsletter CineAsia”][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”1″][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”1″][contact-field label=”Localidad” type=”text”][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea”][/contact-form]